Trágico accidente

Fallece un niño de cuatro años al asfixiarse por tragarse un globo

Un niño de cuatro años de Olot (Girona) fallecía el pasado viernes al asfixiarse por haberse tragado un globo con el que jugaba. Los expertos no dudan en alertar sobre el grave riesgo que suponen los globos para los más pequeños.

Un trágico accidente provocó la muerte el pasado viernes 12 de abril de un niño de cuatro años en Olot, Girona. El pequeño se encontraba jugando con sus hermanos en una habitación de la casa familiar cuando se tragó un globo y quedó sin respiración. El pequeño fue trasladado a urgencias del Hospital Comarcal de Olot, donde los médicos trataron de hacer todo lo posible por salvarle, incluyendo una traqueotomía para que pudiera respirar, pero el globo había quedado alojado en un punto profundo de su tráquea en el que, a pesar de esta intervención, seguía obstruyendo sus vías respiratorias. 

No es la primera vez que se produce un caso así, ya que los globos son uno de los objetos más peligrosos para los niños pequeños. Según recoge la Asociación Española de Pediatría (AEP) en la "Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil" el 65% de los casos en los que los niños sufren obstrucción de vías respiratorias por objetos externos ocurre en menores de 1 a 3 años. El 80% corresponden a frutos secos. Existe otro pico de edad, niños más mayores, en quienes los objetos aspirados son plásticos de material escolar. Esta guía también refleja que "no deben dejarse objetos de pequeño tamaño al alcance de los niños, tampoco objetos desmontables en piezas pequeñas. Dese cuenta de que un lactante con incisivos es capaz de romper cualquier tipo de envoltorio, incluso los pañuelos de papel los deshacen con la saliva". Además, en el "Informe Principales Accidentes por Edades", también de la AEP, se recuerda que "se debe tener mucho cuidado con los globos y los trozos de globo, no deben llevarlos a la boca porque pueden obstruir la vía respiratoria".

En la guía que citábamos anteriormente, los expertos también advierten de que hay que extremar las precauciones con otros objetos como las monedas (son el objeto que con más frecuencia ingieren los niños. Un pequeño porcentaje (30%) se quedan enclavadas en el esófago, lo que representa la única urgencia en estos casos, siendo necesaria su extracción en las próximas horas en la mayoría de las ocasiones), las baterías, los imanes, los objetos punzantes (alfileres, agujas, imperdibles, espinas de pescado, representan el 5-30% de los cuerpos extraños ingeridos) y los objetos largos (de 6-10 cm), ya que están entre los objetos que los niños se tragan con más frecuencia.

Advertencias de los pediatras

No solo los globos tiene un gran riesgo de provocar un atragantamiento y asfixia en niños pequeños, por eso, los pediatras inciden en tener claras unas series de precauciones que debemos tener en cuenta con los menores de 5 años, como recoge en Instagram Lucía Galán, más conocida en la red como "Lucía, mi pediatra": "Los niños menores de 5 años no deben jugar con globos, ni comer frutos secos enteros (solo molidos), ni uvas enteras, ni caramelos duros, ni aceitunas con hueso, ni salchichas cortadas a rodajas, ni darles de comer mientras corren por el parque". 

Cuando suceden estas desgracias, solo podemos empatizar y mandar todo el apoyo a la familia. 

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

CONTINÚA LEYENDO