Ibuprofeno y paracetamol

Ibuprofeno y paracetamol: ¿por qué ahora necesitas la receta?

El ibuprofeno y el paracetamol son dos de los medicamentos más habituales en muchos hogares españoles. Hasta ahora se podían comprar sin receta, pero esto ha cambiado. Te contamos el motivo.

Ir a la farmacia y comprar paracetamol de 1 gramoibuprofeno de 600 mg sin receta era, hasta hace poco, algo muy habitual y no encontrábamos problema para llevarnos estas medicinas a casa. Sin embargo, ahora la situación ha cambiado: para comprar ambos fármacos en estas presentaciones es necesaria la receta médica.

Utilizados para combatir el dolor de cabeza, molestias musculares, principios de catarro e incluso molestias típicas de la  menstruación estos medicamentos son fijos en muchos botiquines caseros, sin embargo, a partir de ahora puede que no sean tan frecuentes en nuestros armarios de medicinas o, desde luego, no va a resultar tan sencillo conseguirlos, ya que una ley obliga a que su venta sea con receta médica. No obstante, para el ibuprofeno de 400mg y el paracetamol de 500 o 650mg no será necesaria receta.

De hecho, esta ley no es nueva, ya que desde 2015 la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos obligaba a que los farmacéuticos vendieran ambas presentaciones de ibuprofeno y paracetamol con receta, sin embargo, no se estaba cumpliendo. ¿Y por qué ahora sí va a tener que hacerse así? Porque desde que en febrero entrara en vigor el Sistema Español de Verificación del Medicamento (Sevem) es mucho más complicado saltarse la normativa, ya que los farmacéuticos que sigan haciendo la vista gorda se enfrentan a posibles multas que oscilan entre los 30.000 y los 90.000 euros.

¿Qué es el ibuprofeno y qué es el paracetamol?

El Dr. Francisco Pozo, médico de familia y miembro de Doctoralia explica que “el paracetamol es una medicación analgésica y anti pirética, para la fiebre y el ibuprofeno es igual, pero antiinflamatorio”. Ambos medicamentos se toman para calmar dolores leves o moderados (dolores de cabeza, menstruales, dentales, musculares…) y, en el caso del ibuprofeno, también cuando esos dolores cursan con inflamación.

¿Por qué ahora es necesaria receta?

Según un estudio realizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los españoles tomamos al año una media de unos 14 antiinflamatorios. Se ha convertido en una práctica tan extendida que parece que hemos perdido la percepción de que se trata de un medicamento y de que abusar de ellos puede tener consecuencias para la salud.

Por estos motivos y en consecuencia de la ya citada entrada en vigor del Sistema Español de Verificación del Medicamento (Sevem), la receta médica es necesaria para la venta de paracetamol de 1 gramo e ibuprofeno de 600 mg.

En declaraciones recogidas en un comunicado emitido por Pharmex, multinacional suiza del sector farmacéutico, el doctor Luis Santé Serna, jefe de servicio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y especialista de la Unidad de Dolor, asegura que “el éxito de esta medida debe de estar en concienciar a la población de hacer un uso racional del medicamento y la automedicación atendiendo a la molestia que se pueda tener. Para dolores leves o moderados existen otras alternativas muy eficaces que no requieren receta (medicamentos publicitarios) y que son especialmente indicados para este tipo de molestias”.

¿Qué alternativas hay a estos fármacos?

El Sindicato Médico ha expresado su temor a que se colapsen las consultas de Atención Primaria debido a esta medida, por eso es necesario concienciar a la población en el uso de medicamentos y también informar de la existencia de otras posibles alternativas a estos dos fármacos tan populares:

- Como ya hemos dicho, dosis menores de ibuprofeno y de paracetamol: el ibuprofeno de 400 miligramos o el paracetamol de 650 o 500 miligramos se pueden adquirir en la farmacia sin receta médica. ¡Ojo! Existe el riesgo de una mala automedicación si decidimos aumentar la dosis para compensar. El farmacéutico siempre nos puede ofrecer asesoramiento.

- Medicamentos que no necesitan prescripción médica: aquellos que el farmacéutico directamente puede dispensar sin receta, suelen ser compuestos que no tienen ningún problema para el organismo.

- Los medicamentos publicitarios: son aquellos que el laboratorio decide sacar de la prescripción médica cubierta por el Estado y pueden ser publicitados en televisión, revistas u otros medios y no se dispensan con receta médica del sistema público de salud. Están indicados para dolores leves o moderados. 

- Cremas antiinflamatorias para dolores articulares o musculares.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

CONTINÚA LEYENDO