2 horas firmando

El detallazo de Jon Rahm, mejor jugador de golf del mundo, con los niños en Madrid

Estuvo firmando durante dos horas el deportista bilbaíno y afincado en Estados Unidos para no dejar a un solo pequeño sin su “tesoro” durante la última jornada del Open de España.

Twitter @jonrahmpga
Twitter @jonrahmpga

Durante el fin de semana del puente del Pilar se celebró en Madrid el Open de España de golf en categoría masculina, uno de los pocos torneos profesionales de este deporte que tienen lugar en suelo español. Con casi todas las estrellas internacionales de vacaciones después de una temporada larga y muy exigente, no ha querido perderse la cita Jon Rahm, el mejor jugador del mundo según el ranking internacional, que ha tenido un detallazo con los más pequeños.

El bilbaíno -nació en Barrika-, que ha sido padre por primera hace unos meses, dio muestras de su compromiso y clase en la capital: después de competir, se tiró alrededor de 2 horas firmando a todos los niños y niñas que hicieron cola para poder saludar a su ídolo, la nueva estrella del deporte español. Algunos dirán que es lo normal, pero en realidad no lo es, y menos justo después de terminar una competición, todavía sin pasar por la ducha, así que es digno de mención el gesto del número uno del mundo.

Desde el primer día de los cuatro que duró el torneo, como casi todos los campeonatos de golf, por otra parte, Jon Rahm se había mostrado sorprendido por el interés mediático que su figura está despertando en nuestro país. Y esta visita a Madrid, donde su cara ha lucido en vallas publicitarias hasta en la mismísima Gran Vía, ha sido incluso chocante para él, como ha reconocido en las distintas entrevistas y ruedas de prensa que ha concedido. 

Lo que seguramente no se imaginaba es que el domingo, tras concluir su participación en un torneo que acabó ganando otro golfista español, Rafa Cabrera-Bello, una interminable cola repleta de niños y niñas de todas las edades estuviera esperando para conseguir un autógrafo o una firma suya. Rahm, en vez de ponerse nervioso o cumplir el expediente firmando a una selección de los presentes, dejó claro a los presentes que iba a firmar a todos los niños, tal y como captaron las cámaras de Cuatro. “Voy a estar aquí hasta que termine”, dijo. Y así hizo.

Ni la organización, ni la seguridad, ni su propio caddie -la persona de máxima confianza de los jugadores de golf, quienes les acompañan durante la competición pendientes de todos los detalles, transporte de los palos incluidos- pudieron convencerle de que lo mejor era parar. Es más: Rahm empezó a firmar cuando todavía estaban compitiendo sus compañeros en el campo de juego y selló el último autógrafo con el torneo ya finalizado. 

El fenómeno Rahm no ha hecho más empezar porque solo tiene 26 años y esta misma temporada ha ganado su primer gran torneo, el Abierto de Estados Unidos, uno de los cuatro mejores torneos de golf que existen, algo similar a lo que ocurre en el tenis y los Grand Slams. Le queda mucho por conseguir para igualar a su gran ídolo, Severiano Ballesteros, pero lo que ya nadie puede quitarle es que él sea ya un ídolo para las siguientes generaciones. En Madrid ha quedado demostrado que se lo está ganando a pulso con gestos como el que ha tenido con los peques que se acercaron a verle en directo en el Open de España.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo