Pediatría

La pandemia cambia las consultas de pediatría: así serán a partir de ahora

La Asociación Española de Pediatría hace frente a un nuevo cambio en el modelo de la pediatría configurado en base a la crisis sanitaria de la COVID-19. A partir de ahora aspectos como la pediatría online, la salud medioambiental y los problemas psicológicos tendrán mucha más importancia.

bebé con su pediatra
Fuente: iStock

La pandemia global por coronavirus ha cambiado muchas cosas y ha propiciado la reforma de otras tantas, por ejemplo, del teletrabajo en la esfera laboral. Pero sin duda, el sector que ha sufrido una transformación mayor es el de la sanidad. Y es que, aunque este virus no ha afectado especialmente a los niños, la Pedriatría ya ha comunicado que está haciendo los cambios pertinentes para dar un giro hacia un nuevo modelo más innovador y que cubra necesidades que han surgido en los últimos tiempos.

En concreto, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ya ha comunicado en qué líneas están trabajando. En las mismas toman especial relevancia la salud medioambiental y los aspectos sociales. 

"Los pediatras somos los profesionales responsables de las recomendaciones clínicas a los niños y adolescentes, pero también debemos considerar nuestra obligación desarrollar propuestas psicosociales y medioambientales", ha dicho María José Mellado, presidenta de dicha asociación, con motivo del Día de la Pediatría.

La intención es llegar a todos los puntos de vista de la salud: física, psicológica, social y medioambiental. Así lo recoge el documento "Claves de una NUEVA PEDIATRÍA para asegurar la salud infanto-juvenil en España", que ha presentado la AEP en el marco de esta fecha.

La telepediatría se queda

Uno de los aspectos fundamentales que va a incorporar esta nueva forma de hacer pediatría tiene que ver directamente con la relación de confianza que existe entre el o la pediatra y las familias. Informan que la pandemia ha recalcado la importancia del trato cercano incluso a través de las consultas telefónicas, para solucionar los cuadros agudos de una forma coherente y tranquilizadora.

Y es que parece que la telepediatría ha venido para quedarse. Aseguran desde la AEP, que la pediatría no presencial se posiciona como un modelo de atención eficaz incluso una vez que concluya la pandemia. La doctora García-Onieva, secretaria de la AEP, destaca los beneficios de su aplicación ya que "evita desplazamientos, gastos innecesarios y pérdidas de jornadas laborales y escolares". Eso sí, la efectividad de la misma va a depender siempre de "la agilidad, la flexibilidad y requiere de una población educada en salud y ciencia, que entienda el valor de la medicina preventiva" advierte la pediatra.

El medio ambiente y los aspectos sociales

Otro cambio fehaciente está relacionado con el medio ambiente. La intención de la AEP es integrar la salud medioambiental en la práctica profesional de los pediatras. La Asociación incide en que los problemas del entorno impactan directamente en la salud de toda la población, y los menores son los más vulnerables. "Tenemos que aprovechar las condiciones del clima de nuestro país, generando la cultura del aire limpio". Los pediatras quieren recomendar a partir de ahora la apertura de puertas y ventanas con clases siempre ventiladas y aireadas, además, mejorar la calidad del aire en los trasportes escolares, implementar actividades escolares al aire libre y aprovechar el aprendizaje desde la naturaleza.

Los aspectos sociales también van a ser mucho más importantes en consulta a partir de ahora. "Estamos asistiendo a las consecuencias en la salud física, mental y social y especialmente a las enormes desigualdades de poder adquisitivo entre las familias y en las oportunidades educativas y la brecha digital entre de los menores", describe la presidenta de la AEP.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo