Por fin en casa

La bebé que nació con 212 gramos recibe el alta tras 13 meses en el hospital

La niña prematura más pequeña en nacer ha recibido el alta después de pasar 13 meses en el hospital recibiendo tratamiento.

familia
Fuente: BBC

Se llama Kwek Yu Xuan y es una bebé conocida porque nació pesando tan solo 212 gramos. Una pequeña gran prematura que, a día de hoy, está por fin en su hogar después de pasar 13 meses en el hospital bajo tratamiento.

Nació pesando poco más de 200 gramos -algo así como una manzana- y midiendo unos 24 centímetros de largo. Y es que, llegó al mundo a las 25 semanas de gestación alcanzando así un récord mundial. Se posicionó como el bebé más pequeño en nacer superando el récord de una niña estadounidense que lo ostentaba desde 2018 habiendo pesado 245 gramos en su nacimiento. Yu Xuan es lo que se conoce como prematura extrema.

Todo sucedió debido a una cesárea de emergencia que le practicaron a su madre, Wong Mei Ling, después de que le diagnosticaran preeclampsia, una complicación que produce que la presión de las arterias sea tan alta que puede suponer un riesgo elevado para la madre y para el bebé.

La pequeña ha mejorado

niña
Fuente: BBC

Aunque como podemos imaginar, las probabilidades de sobrevivir eran escasas, actualmente y contra todo pronóstico, la niña ha crecido y ya pesa 6,3 kilos.

El centro médico donde nació, el Hospital Universitario Nacional de Singapur (NUH, en inglés) ha lanzado un comunicado en el que explica que, pese a todos los obstáculos y con todas las complicaciones de salud, su perseverancia ha servido para inspirar a las personas de su entorno. Además de tener en cuenta que ha nacido en plena pandemia.

Y es que, desde luego que la pequeña es una auténtica guerrera, porque los primeros 13 meses de su vida los ha tenido que pasar en el hospital, recibiendo varios tratamientos y dependiendo de máquinas para poder seguir adelante. Una estadía que pudieron pagar gracias a una campaña de financiación colectiva que les permitió recaudar dinero.

Por fortuna, después de unos meses, los sanitarios viendo el progreso de la niña por fin le han podido dar el alta para que pueda ir a su hogar junto a su familia. Y aunque aún tenga que luchar contra la enfermedad pulmonar crónica que padece y necesite de ayuda para respirar, podrá vivir en casa con sus padres y con su hermano mayor de 4 añitos. Espero que, como hasta ahora, la pequeña siga creciendo y evolucionando favorablemente.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo