Sueño de los padres

La calidad y la duración del sueño disminuyen hasta 6 años después de tener un hijo

Las madres son las que más sufren los trastornos de sueño tras el nacimiento del bebé, según un estudio.

Los testimonios y vivencias personales ya nos advertían que, cuando se tiene un bebé, las noches de todos los padres y madres cambian drásticamente. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Warwick (Inglaterra) y publicado por la revista Sleep, lo ha confirmado. La duración y satisfacción del sueño se reducen tras el nacimiento de un hijo y esto se mantiene para ambos padres hasta 6 años después de dar a luz.

Los investigadores analizaron el sueño de 4.659 madres y padres que habían tenido un hijo entre los años 2008 y 2015. La conclusión a la que se llegó tras examinar los datos recogidos fue que, a pesar de que ambos padres ven reducido su sueño con el nacimiento de un bebé, son las madres las más afectadas en este terreno.

Los tres primeros meses después del parto es el periodo de tiempo en el que los padres ven más afectada y reducida la calidad y duración de su sueño. En el caso de las madres, duermen unos 62 minutos menos que antes de dar a luz, mientras que el sueño de los padres se ve disminuido únicamente en unos 15 minutos.

Además, entre los cuatro y seis años de edad de los niños, la cantidad de sueño en las mujeres continúa siendo 20 minutos menor, mientras que los padres se mantienen en los 15 minutos menos de descanso en relación a su rutina de antes de tener hijos.

Asimismo, los resultados del estudio concluyen que los efectos en la satisfacción y duración del sueño son más notables en los padres primerizos que en aquellos con experiencia. Los investigadores aseguran, además, que las madres vuelven a tener el mismo nivel de sueño cuando tienen a su segundo hijo que el que tenían antes de ese segundo embarazo.

Por su parte, las mujeres que eligen la lactancia materna para alimentar a sus hijos ven mucho más reducida la calidad de su sueño en comparación con aquellas que optan por dar el biberón a su bebé.

El papel de la madre

Los resultados del estudio, que reflejan una disminución en la calidad y duración del sueño mucho mayor en las mujeres que en los hombres, demuestran y ratifican que continúan siendo las madres las principales cuidadoras, desempeñando ellas el mayor cargo en el cuidado y alimentación de los niños.

El incremento en las responsabilidades y demandas cuando una persona se convierte en padre o madre desemboca en la pérdida de privilegios tanto en la calidad como en la cantidad del sueño. Este hecho hace que los padres y madres tiendan a experimentar trastornos del sueño incluso pasados seis años desde el nacimiento de su primer hijo.

Claves para conseguir que duerma del tirón

Aunque esto no es una ciencia exacta y, como se suele decir, cada niño es un mundo, sí existen algunos truquitos que ayudan a conseguir que los niños duerman toda la noche del tirón. En concreto, son cinco los factores que se tienen en cuenta: La ropa de cama, la temperatura de la habitación, el ruido ambiental, la posición del bebé y la capacidad de absorción del pañal.

Referente a esto último, son muchos los padres (92%) que consideran fundamental utilizar un buen pañal para asegurar la calidad del sueño de su bebé.

Aroa

Aroa Calvo Rodal

Gallega y periodista. Amante de todo lo relacionado con el mundo de la comunicación, sigo aprendiendo día a día. Me encantan las tardes de cine, la música, viajar, leer, pasar tiempo con mis amigos y, sobre todas las cosas, el mar.

CONTINÚA LEYENDO