Un sencillo gesto lo cambia todo

La conmovedora historia de un futbolista y un niño autista

1 minuto

La historia viral que le sucedió al Bo Paske, un niño con autismo del estado de Florida

La conmovedora historia de un futbolista y un niño autista

Hay pequeños gestos que te reconcilian con la humanidad. Personas que desinteresadamente provocan un pequeño gran cambio en tu rutina diaria. Esto es lo que experimentó Leah Paske cuando se enteró de lo que le sucedió a su hijo con autismo en la escuela.

Hace apenas unos días varios jugadores del equipo de los Seminoles de la Universidad de Florida visitaron una escuela. Travis Rudolph, una de las estrellas del equipo, se acercó a un niño que comía solo en la cafetería y se sentó con él para compartir el almuerzo. “¿Me puedo sentar?”- preguntó, a lo que el pequeño contestó: “Claro, ¿por qué no?”. Lo que Travis desconocía es que Bo, padecía autismo -un trastorno del desarrollo emocional que afecta a la comunicación no verbal y la interacción social-, lo que hace que la mayoría de los días el pequeño coma solo.

Por este sencillo gesto, Leah se encuentra profundamente agradecida y ha escrito un largo y emotivo mensaje de agradecimiento en su cuenta de Facebook. Incluso, Rudolph se ha puesto en contacto con ella para seguir viendo al pequeño, quien se ha declarado un admirador incondicional de los Seminoles.

Travis puede ser un rudo jugador de impacto dentro de los terrenos de juego, pero ha demostrado tener un gran corazón.  “Es una bendición para él y para mí. Dios hace que las cosas pasen por alguna razón”, han sido las palabras con las que ha descrito esta tierna historia viral.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS