No es un problema

La mascarilla no impide que los niños reconozcan las emociones de las expresiones faciales

Ahora que las mascarillas se han convertido en un accesorio imprescindible en nuestro día a día, quizá puede ser que te hayas preguntado si podría llegar a afectar al desarrollo emocional de los niños. Y es que, ahora mismo parte de los rostros que vemos están parcialmente cubiertos. Un estudio se ha encargado de dar respuesta a esta cuestión.

mascarillas
Fuente: PLOS ONE (Ashley L. Ruba, Seth D. Pollak)

Cuando las personas se expresan, mandan una serie de “pistas”, ya sea de manera consciente o inconscientemente. Y los demás, somos capaces de comprender las emociones que están transmitiendo gracias a ello. Lógicamente, esta tarea es mucho más fácil cuando podemos captar todas esas pistas.

Sin embargo, dadas las circunstancias que estamos viviendo, el uso de mascarilla es algo cotidiano en nuestros días, al menos por el momento. Esto significa que gran parte de nuestro rostro está cubierto, por tanto, muchas de las señales de las que hablamos quedan cubiertas. Esto ha llevado a preguntarse si puede llegar a ser un problema para el desarrollo emocional de los más pequeños.

Pero tenemos la respuesta: el uso de las mascarillas no impide que los niños puedan comprender las expresiones faciales. Esta es la conclusión a la que han llegado los psicólogos de las Universidad de Wisconsin-Madison en su nuevo estudio que ha sido publicado en la revista PLOS ONE.

Los investigadores se encargaron de mostrar a más de 80 niños, de entre 7 y 13 años de edad, fotos de caras que expresaban emociones como tristeza, miedo o ira. Algunos de los rostros aparecían sin nada que los cubriese, otros tenían una mascarilla quirúrgica y otros, unas gafas de sol. Lo que se les pidió a los menores fue que asignaran una emoción a cada rostro de una lista de seis etiquetas.

Tras ello, las caras se fueron revelando poco a poco, los píxeles mezclados de tales imágenes iban ordenándose en su lugar correcto durante 14 secuencias. El objetivo de esto era simular la forma en que las interacciones en la vida real pueden requerir unir diferentes aspectos desde ángulos extraños, por ejemplo.

 

expresiones
Fuente: PLOS ONE (Ashley L. Ruba, Seth D. Pollak)

Tal y como explica Ashley Ruba, investigadora postdoctoral y coautora del estudio junto Seth Pollak, profesor de psicología de la UW-Madison, no es raro que sea más complicado identificar correctamente las emociones con ciertas partes de la cara cubiertas.

Además, otro punto interesante es que las variaciones que se produjeron en los resultados reflejan diferencias en la forma en que el propio rostro envía información emocional. Por ejemplo, las gafas de sol hacen más difícil identificar el miedo o la ira, lo que nos indica que los ojos y las cejas nos resultan importantes para reconocer tales expresiones. Por otro lado, el miedo (que puede confundirse con la sorpresa) también fue más complicado de captar para los niños detrás de una mascarilla, lo que en este caso nos sugiere que “la forma de O” que adquiere la boca puede resultarnos relevante para identificar esa emoción.

Por todo ello, lo que ha querido transmitir la investigadora es que, si los niños han sido capaces de identificar emociones, incluso con mascarilla, les será mucho más fácil en cualquier situación real en su vida. Así recuerda Ruba: "Las emociones no se transmiten únicamente a través del rostro… Las inflexiones vocales, la forma en que alguien posiciona su cuerpo y lo que sucede a su alrededor, toda esa otra información nos ayuda a hacer mejores predicciones sobre lo que alguien siente".

Es por esto que la especialista ha mandado así un mensaje de calma para aquellos padres más preocupados, pues como asegura, “los niños son realmente resistentes. Son capaces de adaptarse a la información que se les da, y no parece que el uso de mascarillas ralentice su desarrollo en este caso".

 

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo