Brecha salarial

La maternidad aumenta la brecha salarial: las mujeres cobran un 11% menos tras ser madres

Después de ser padres, los salarios de los hombres apenas cambian, sin embargo, no sucede lo mismo con las madres: tener un hijo afecta a la renta de las mujeres, que cobran un 11%menos durante el primer año tras la maternidad.

brecha salarial
Foto Istock

Se penaliza a las mujeres en el mercado laboral por ser madres, esta es la triste realidad conocida por todas, aunque algunos se empeñen en negar, que ha constatado el Banco de España con un reciente informe.

El estudio, titulado 'The Child Penalty in Spain', pone de manifiesto que los ingresos laborales brutos de las mujeres se reducen en un 11,2 % durante el primer año tras la maternidad, sin embargo, las ganancias de los padres aumentan en un 0,15 %.

La situación no mejora con el paso de los años

Cuando una mujer se convierte en madre en España, sus condiciones laborales sufren un retroceso en los años siguientes a su maternidad, la situación no experimenta una notable mejora tras el primer año.

El Banco de España afirma que la brecha salarial de la maternidad se sitúa después en un 28%, es decir, a largo plazo, el salario de las mujeres es hasta un 28% menor que el de los hombres. ¿Cómo se explica este dato? Según el mismo informe, la caída del salario de las mujeres tras ser madres llega al 33% al cabo de una década, mientras que en esos diez años los hombres solo se enfrentan a una reducción en sus ganancias del 5%, por eso se estima la brecha salarial en la diferencia entre ambos, es decir, en el 28%, una cifra que es similar en magnitud a la encontrada en Suecia y Dinamarca, y menor que la de Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Austria.

Una menor disponibilidad horaria y mayor dificultad para trabajar horas extra son algunas de las razones que se explican como causas directas de la bajada salarial de las mujeres en dicho informe. También se argumenta que, una vez que las mujeres se incorporan al mundo laboral, hay una reducción en el número de días de trabajo en el primer año tras la maternidad, también son más las mujeres que recurren a trabajar a tiempo parcial después de tener a su primer hijo, mientras que en los hombres esta situación es menos habitual.

En concreto, se reflejan los siguientes datos: las mujeres reducen un 9,8 % el número de días trabajados durante el primer año tras la maternidad y pasados diez años, el descenso en el número de días trabajados por las mujeres se amplía al 23 %. En el caso de los hombres, los cambios son mínimos.

Otro dato significativo es el referente a las reducciones de jornada y a los contratos temporales: el organismo estima que la probabilidad de que ellas trabajen a tiempo parcial aumenta un 30% al año siguiente de tener el primer hijo, sin embargo, en el caso de los hombres esta posibilidad disminuye un 8%. En cuanto a los contratos temporales, la probabilidad de que sean ellas las que tengan este tipo de contratos aumenta un 32% y en el caso de los hombres baja un 5%.

“Las ganancias de las mujeres nunca vuelven a los niveles previos a la maternidad”, así de contundente y realista aparece explicado en el mismo documento, que también señala que la brecha salarial de la maternidad es “una realidad innegable en todos los países”.

Nivel educativo

En el informe elaborado por este organismo, también se aprecian diferencias según el nivel educativo, de tal modo que las mujeres que tienen formación universitaria reaccionan más a la maternidad trabajando a tiempo parcial, mientras que las mujeres que no han tenido formación universitaria parecen ser más propensas a trabajar menos días.

La brecha salarial de la maternidad es una realidad

Los datos de este informe vienen a corroborar una realidad que es conocida (y sufrida) por muchas mujeres en nuestro país tras convertirse en madres. Una realidad que, a pesar del empeño de los negacionistas de la brecha de género, está tan presente que el techo de cristal se puede prácticamente tocar.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo