Vuelta al cole

La ONU pide que se abran las aulas de forma inminente, la OMS no está de acuerdo

Parece que la ONU y la OMS no se ponen de acuerdo en materia educativa. Mientras la primera pide que se abran las aulas cuanto antes para evitar una brecha generacional, la segunda piensa que es una locura vista la situación sanitaria en la que nos encontramos.

Si hay un grupo de población a quién todavía afecta directamente el coronavirus, eso son los niños. Desde el principio de la pandemia han estado en el punto de mira y no solamente por ser ‘sospechosos portadores’.

Y es que, el cierre de escuelas y colegios justo al principio de la pandemia dejó a millones de niños de más de 160 países sin clases presenciales, cambiando profesor y un pupitre por la pantalla. Esto ha hecho que la brecha educativa vuelva a abrirse: no todos los niños tienen buena conexión a la red desde sus casas; o equipos lo suficientemente potentes como para poder seguir las clases de forma online.

Por si esto fuera poco, las decisiones sobre la vuelta a las aulas no han sido del todo claras en los últimos meses. Parece que la última decisión del Ministerio de Educación es la de priorizar las clases presenciales a la apertura de curso en septiembre. No obstante, ya han adelantado que quizás tengan que compaginarla con la formación online.

La ONU, preocupada

La última en subirse al carro de las dudas sobre la vuelta al aula ha sido la Organización de las Naciones Unidas, que se ha mostrado muy preocupada por la incipiente ‘brecha generacional’ que supondría mantener cerradas las aulas también el curso que viene.

Así, ha hecho un llamamiento a todos los países para que den prioridad a la reapertura de las escuelas en cuanto la situación de la transmisión local del coronavirus esté controlada. “Una vez que la transmisión local de la COVID-19 esté controlada, devolver a los alumnos a la escuela y las instituciones de enseñanza de la manera más segura posible debe ser una de las prioridades fundamentales”, ha advertido en un vídeo el secretario general, António Guterres.

De lo contrario, advierte de que un cierre prolongado podría provocar una ‘catástrofe generacional’ de la que tardaríamos años en recuperarnos. “Nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”, ha afirmado Guterres.

Y es que, de acuerdo a datos ofrecidos por la ONU, la educación digital no es igualitaria para todos, dejando atrás a muchos estudiantes. “El especial riesgo lo sufren los alumnos con discapacidades, de comunidades minoritarias o desfavorecidas, así como aquellos que viven en zonas remotas”, ha advertido el secretario general.

El peligro del que advierte la OMS

Contrapuesta (en parte) con la ONU encontramos la visión de la Organización Mundial de la Salud, la cual ha advertido que una apertura anticipada de las aulas en lugares donde los contagios no estén del todo controlados podría suponer un peligro para la población.

Así, el director de Emergencias Sanitarias Mike Ryan ha aconsejado que solamente se abran las aulas en aquellos sitios donde los niveles de contagio sean bajos y donde haya preparadas medidas de reacción en caso de aparición de algún positivo dentro del colegio.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo