Variante Delta y niños

La variante Delta no afecta más a los niños, según un estudio

Cuando la variante Delta apareció, todas las alarmas se encendieron ante el aumento de casos en niños. Sin embargo, una nueva investigación apunta a que esta variante de la COVID-19 no sería más peligrosa en ellos que en los adultos.

delta
Fuente: iStock

Los niños son, en este momento, el único grupo de población que no tiene aprobado el uso de la vacuna contra la COVID-19. Y eso desencadena una serie de consecuencias que les hace estar en el punto de mira desde hace algunos meses. Entre otras, el hecho de que en España los menores de 11 años son los que lideran las estadísticas de contagios semana tras semana. O que, por muchos contagios que detecten, las hospitalizaciones son siempre igual de bajas. Igual que los síntomas que la infección causa en ellos.

Hace algunos meses, sin embargo, conocidos la existencia de una nueva variante surgida en la India: la mundialmente conocida Variante Delta. Fueron varios los estudios científicos que en aquel entonces la señalaban como peligrosa para niños y adolescentes: supuestamente, era más contagiosa y peligrosa en ellos.

Infección de corta duración y con pocos síntomas

Sin embargo, esas afirmaciones han ido perdiendo peso con el paso del tiempo y ahora una nueva investigación refuta las conclusiones. “Nuestros datos demuestran que el COVID-19 debido a la variante Delta en niños en edad escolar suele ser de corta duración y con baja carga de síntomas, algo similar a la variante Alpha”, comentan los autores del estudio, llevado a cabo por la King’s College de Londres y publicado en el repositorio medRxiv.

En relación a ello, han llegado a la conclusión de que esta variante produce pocos casos de hospitalización y pocos casos de COVID persistente (suele desaparecer en niños antes de los 28 días).

Puede producir más síntomas, pero nada grave

Para llegar a estos resultados, los investigadores compararon dos grupos de niños pequeños que se habían infectado por SARS-CoV-2 entre mayo y julio de 2021. En concreto, 694 con Alpha y 706 con Delta.

En el análisis descubrieron que el grupo infectado con Delta tenía algo más de síntomas que los infectados con Alpha, pero nada grave: muy pocos niños de ambos grupos necesitaron hospitalización. Además, casi ninguno tuvo síntomas más allá de los cinco primeros días de la infección.

¿Por qué se pintó de muy peligrosa para los niños la variante Delta?

Estos resultados refutan, como decimos, las conclusiones de investigaciones anteriores que ponían el grito en el cielo con respecto a la variante Delta y los niños. De hecho, recordemos que la OMS la calificó como ‘variante preocupante’ debido a su alta transmisibilidad.

En cuanto a su relación con los niños, un estudio británico la señalaba como la causante del aumento de casos en la población infantil y adolescente en todo el mundo en el mes de julio. De hecho, Giorgio Palú, presidente de la junta directiva de la Agencia Italiana del Medicamento afirmaba entonces que sí, que era más contagiosa en niños y adolescentes por su falta de receptores para el virus en las células del tracto respiratorio superior.

Niños, Delta y vacunas

Sin embargo, pronto llegó una razón de peso para explicar el aumento de casos en niños y adolescentes desde la llegada de esta variante: la falta de vacunas en este grupo de población. Aunque en julio la mayor parte de los contagios se concentraban en adolescentes, después de comenzar las pautas de vacunación con ellos, han pasado, por regla general, a los menores de once años.

Todavía nos quedan unos meses para comprobar si, efectivamente, este aumento de casos en menores de edad corresponde con la falta de vacunación.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo