Vídeo de la semana

Pediatría y coronavirus

“Las consultas de pediatría de Atención Primaria están absolutamente desbordadas”

La necesidad de rastrear posibles casos de coronavirus, de hacer seguimiento a los ya confirmados, PCRS a los sospechosos, unidos a las labores de siempre, hacen que las consultas de pediatría de Atención Primaria estén al borde del colapso. ¿Qué solución piden?

pediatra
Fuente: Istock

La vuelta al cole 2020 ha traído consigo muchos infortunios: incertidumbre por parte de la comunidad educativa ante posibles casos de contagios, dudas de las familias al no saber qué síntomas son incompatibles con la presencia en el aula, imposibilidad de contactar con la comunidad sanitaria ante casos positivos en los centros educativos… y ahora, también, el colapso de la pediatría de Atención Primaria que ve cómo llega la temporada de resfriados y gripes sin un refuerzo que les permita atender todas las consultas.

De hecho, es algo que los profesionales de la pediatría de atención primaria llevan denunciando varias semanas. “Las consultas de atención primaria están, en este momento, absolutamente desbordadas”, cuenta a Ser Padres María García-Onieva, secretaria de la Asociación Española de Pediatría y pediatra de Atención Primaria.

La profesional comenta que, además de todas las labores que llevan a cabo los pediatras de atención primaria y que tienen que ver con el programa de atención infantil, las vacunaciones, el seguimiento de niños con enfermedades crónicas o el diagnóstico de niños con patologías agudas, ahora se suma también la exploración a peques con sospecha de infección por SARS-CoV-2, la realización de pruebas PCR o, entre otros, el rastro de los contactos de niños infectados. “Es imposible que esta situación pueda sostenerse por más tiempo”, comenta.

Además, de esto, no podemos olvidar que nos encontramos en un momento del año crucial en el que se acerca la fecha álgida de catarros y gripes en los más pequeños (que suele llegar alrededor del mes de noviembre). Este hecho, sumado al colapso que vive ya la pediatría de atención primaria hace, como dice María, casi imposible el control de la situación. “En general, antes de la época de gripe, tendremos cuadros de bronquiolitis y a esto hay que añadir que el coronavirus sigue circulando sin tregua dentro de la comunidad”.

María no es la única que hace un llamamiento denunciando la situación. Otros, como la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria, advierten que en los primeros días de colegio han pasado a atender entre 25 y 30 pacientes diarios, hasta los 50 en muchos casos. Además de las consultas telefónicas. “Es inasumible”, comentaba la presidenta Amparo Rodríguez a La Voz de Galicia. Ella, además, va un paso más allá y se atreve a decir que el protocolo escolar, que llegó tarde, deja casi sin margen de maniobras a los profesionales de la pediatría para atender a otros pacientes con otras patologías.

¿Qué soluciones piden los profesionales de la Pediatría?

La secretaría de la Asociación Española de Pediatría aclara que es imprescindible contar con rastreadores en la Atención Primaria para que sean ellos los encargados de hacer seguimiento de los contactos de pacientes con COVID-19.

Otras soluciones pasan, tal y como ha aprobado ya el Servicio Murciano de Salud, por limitar los criterios para la realización de PCR en Pediatría, ya que a partir de octubre, serán muchos los niños que presenten cuadros febriles o síntomas compatibles con la COVID-19.

“Las pruebas de detección de coronavirus deberían dejar de hacerse en los centros de atención primaria o, al menos, dejarlo de hacer a michos casos como son los contactos escolares y en contactos no estrechos de pacientes con infección del coronavirus”, explica María.

Sin embargo, una de las principales quejas de familias y centros educativos es la dificultad que encuentran a la hora de ponerse en contacto con el área de sanidad por un posible positivo. Por eso, la secretaria de la AEP cree que es imprescindible, igualmente, mejorar el acceso telefónico de los pacientes, a los que cuesta mucho contactar con los pediatras.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo