Vídeo de la semana

Vacunas COVID-19

Las madres vacunadas con Pfizer y Moderna transmiten anticuerpos a sus bebés a través de la leche materna: lo confirma un estudio pionero en España

Un estudio pionero realizado en el Hospital de La Candelaria (Tenerife) ha confirmado que las madres que han recibido la vacuna de Pfizer y la de Moderna han pasado anticuerpos a sus bebés a través de la leche materna.

bebé lactando
Foto Gtres

El Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, en Tenerife, ha sido el primero de España en realizar una investigación para tratar de averiguar si las madres pueden pasar a través de la leche materna a sus bebés anticuerpos frente a la COVID-19 tras haber sido vacunadas y el resultado de este estudio es muy esperanzador: se ha confirmado que las madres que habían recibido la vacuna de Pfizer y la de Moderna han pasado anticuerpos frente a la COVID-19 a sus bebés lactantes.

Este estudio se ha realizado con una muestra de 90 madres lactantes, una embarazada y nueve madres sin vacunar. Las mujeres tenían una media de edad de 36 años con 11 meses de media de lactancia, aunque 21 de ellas llevan más de dos años dando el pecho a sus hijos. Esta investigación ha demostrado que la vacuna de Pfizer y la de Moderna son efectivas y seguras para las madres, ya que ninguna de ellas presentó ningún tipo de reacción adversa grave, pero también demuestra que protegen a los bebés, ya que tampoco experimentaron ningún problema relacionado.

El estudio científico de esta investigación está siendo elaborado para después publicarlo próximamente en una revista médica internacional.

La vacunación en madres lactantes es segura

La importancia de esta investigación, en la que han participado los servicios de Pediatría, Laboratorio de Análisis Clínicos y Microbiología y Obstetricia-Ginecología del hospital, va más allá, ya que según ha declarado la jefa de Neonatología del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, Sabina Romero, en una entrevista a EFE, la vacunación en madres lactantes “es segura y eficaz”, conclusiones a las que llegan tras analizar la sangre y la leche de las mujeres que participaron en esta investigación, todas ellas sanitarias voluntarias. Según Romero, esta investigación aporta evidencia científica para que las madres lactantes se vacunen con normalidad.

El estudio no ha finalizado, ya que continúa con las mujeres vacunadas hace seis semanas con Pfizer y Moderna, a las que, cuando pasen seis meses, se les volverá a hacer un seguimiento para analizar los niveles de anticuerpos en sangre y comprobar si se han infectado de COVID-19 o no.

¿Qué pasa con las embarazadas? Por el momento, la vacunación en embarazadas se realiza de forma individualizada dependiendo de cada caso.

¿Y qué pasa con la vacuna de AstraZeneca?

El motivo de que en los resultados de esta investigación no se hable de la vacuna de AstraZeneca se debe a que no se ha realizado en madres vacunadas con AstraZeneca, pero Romero apunta a que cabe esperar que suceda lo mismo con esta tercera vacuna. Ha asegurado que, para poder confirmarlo, se necesita continuar y ampliar el estudio, para lo que están buscando financiación.  

Hemos hablado en muchas ocasiones de los múltiples beneficios que la lactancia materna aporta a los bebés (también tiene muchos beneficios para la madre) y es un dato importante saber que la vacuna contra la COVID-19 no solo no supone un inconveniente para la misma: también puede ser una vía efectiva para transmitir anticuerpos frente a la COVID-19 a los lactantes. 

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo