El embarazo de los duques de Sussex

Los 8 hábitos que Meghan Markle deberá cambiar durante el embarazo

La duquesa ha anunciado que está embarazada y medio mundo se ha volcado en felicitaciones y muestras de amor hacia la feliz pareja de recién casados, pero también los medios se han llenado de consejos para la futura mamá.

meghan embarazada

Que Meghan Markle se ha convertido en una influencer alrededor de todo el mundo no es algo que nos sorprenda. Desde que se comprometió con el Príncipe Harry, sus decisiones son discutidas y comentadas por cada medio, y el anuncio de su embarazo no iba a ser menos.

Ya antes de dar el paso a la familia real británica, Meghan escribía sobre cosas cotidianas de su día a día en The Tig, lo que nos ha dotado de algunas informaciones extra que no hubiésemos tenido si no hubiese sido actriz antes que duquesa, y que ahora generan expectación por el hecho de estar esperando un bebé y cómo cambiarán algunos de sus hábitos para un buen desarrollo de este.

1. Comida favorita, el sushi.

Ella misma ha afirmado un amor incondicional hacia esta comida típica de Japón, pero que sin embargo le recordaba sus raíces californianas. En el embarazo es algo bastante restringido, ya que el ingrediente estrella del plato nipón es el pescado sin cocinar y la probabilidad de contener algún parásito es muy alta. Por eso mismo, la precaución se extrema durante la gestación, ya que gusanos como el anisakis son muy frecuentes en los pescados que comemos todos los días.

2. Deporte favorito, el yoga.

Markle no solo asegura que adora el yoga, sino que es muy fan de su versión Bikram. Ella mismo afirmó que empezó a hacer yoga a los 7 añitos con su madre, ya que esta es instructora, mediante ejercicios de madres e hijos, y que retomó el gusto por el deporte en la universidad. Por desgracia, las embarazadas tienen bastante restringido este tipo de yoga por su alto riesgo de lesiones y mareos, así como la posibilidad de crear defectos en el tubo neural del feto asociados a las temperaturas demasiado elevadas. Por suerte, sí se recomienda el yoga adaptado a embarazadas, que también ayuda a preparar para el parto con ejercicios respiratorios.

3. Comida favorita, tacos de pescado asado.

También declaraba que los tacos de pescado asado le hacían pensar en su ciudad natal, California. Tenemos buenas noticias para Markle, ya que el pescado cocinado sí está incluido en la dieta de las embarazadas, recomendándose entre dos y tres veces en la semana siempre que sean pescados bajos en mercurio, como la merluza o el salmón.

4. Deporte favorito, running.

Meghan ha declarado en varias ocasiones que para mantener su salud física y mental le gusta correr. Si ya corrías con asiduidad antes de quedarte embarazada no pasa nada porque continúes con tu rutina, a no ser que tu embarazo sea de alto riesgo. Lo que sí se debe tener en cuenta es la importancia de la hidratación, de no llevar ropa ajustada y de tener cuidado con el terreno desigual.

5. Bebida favorita, vino Tiganello.

Es tan grande su amor por este vino, que su blog The Tig recibió su nombre por él. Es un vino que se cultiva en la Toscana, pero al que tendrá que renunciar de la misma manera que al resto de las bebidas alcohólicas.

 

6. Deporte favorito, Pilates.

Se declaró aficionada al Pilates en una entrevista, en la que explicó que cuando visita a su madre en Los Ángeles, suele asistir a un centro especializado propiedad de una buena amiga suya. Es buena idea que siga practicándolo, ya que contribuye a fortalecer los músculos que te mantendrán en buena forma física durante el embarazo y el posparto. Aun así los expertos recomiendan no tomar clases por libre, sino acudir a alguna clase especial para embarazadas.

7. Bebida favorita, zumo verde

Markle ha manifestado su amor por este tipo de zumos, denominándolos como una “comida que funciona como medicina”. Es una opción bastante descartada durante la gestación ya que necesitan pasar por una pasteurización, que en algunos puntos de venta no pasan y por tanto, no están aconsejados. Si los realiza ella misma en casa, proporcionando una pasteurización a la bebida, sí puede consumirse.

8. Comida favorita, quesos cremosos

Para consumir este tipo de quesos hay que prestar especial atención a que la leche esté pasteurizada. Normalmente lo están, pero pueden haberse contagiado por alguna bacteria de aquellos que no, por lo que hay que tener especial cuidado al consumirlos o intentar evitarlo.

CONTINÚA LEYENDO