Coronavirus

Los abuelos ponen en riesgo su vida para cuidar de sus nietos

¿Qué opciones tienen los padres cuyos hijos dan positivo por coronavirus o que deben guardar cuarentena por el contagio de sus compañeros? Muchas familias se ven obligados a recurrir a los abuelos, el grupo de mayor riesgo y que más ha sufrido la crisis sanitaria global.

nieto poniendo la mascarilla a su abuelo
Fuente: iStock

La generación que con gran esfuerzo y sacrificio sacó a España de la pobreza tras la Guerra Civil, que convivió con las cartillas de racionamiento, con mucho miedo y poco pan, para después entrar en un largo período de silencio durante la dictadura y, con el fantasma de la guerra aún presente protagonizó la transición a la democracia, hoy pierde la batalla contra el coronavirus.

A finales de julio, el informe de Inverence señalaba que el 80% de las muertes por Covid en España eran personas mayores de 75 años. Un porcentaje especialmente doloroso para un país que no debe olvidar a la generación que consiguió la paz y el bienestar que hoy disfrutamos.

Sin embargo, en esta nueva normalidad que no tiene nada de normal, ¿nos preocupamos realmente del colectivo más vulnerable? ¿Quién se acuerda de los abuelos que son pilares fundamentales en la organización familiar? ¿Los que van a recoger a sus nietos al cole porque sus padres no pueden? ¿Aquellos que cuidan a sus peques cuando se ponen malitos mientras que los padres trabajan?

No podemos desentendernos de nuestros mayores, por eso y con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas de Edad, el presidente de la Asociación de Abuelos y Abuelas de España, Francisco Muñoz, advertía a Europa Press de que los abuelos se están "jugando la vida" al cuidar de sus nietos cuando les confinan por un caso positivo de coronavirus en su clase y los padres no pueden dejar su trabajo para atenderlos.

Francisco Muñoz se queja de que nadie aporta soluciones prácticas, porque que el abuelo cuide del niño confinado no es una solución si para ello tiene que arriesgar su vida. Esta no es la moneda de cambio que merecen los que tantas veces se han sacrificado por nosotros. Lo que merecen es atención y políticas de responsabilidad social donde sean la prioridad y no un daño colateral.

¿Y las bajas laborales?

Los padres y las madres de los más pequeños son los primeros que no quieren tener que recurrir a los abuelos, no quieren aumentar el riesgo de exposición al virus de los mayores porque son plenamente conscientes del alto peligro que eso implica. Igual que también saben, porque ha pasado, que en el caso de necesitarlo si la situación se complica aún más, no serán los primeros en optar a un respirador, saben que están en una situación vulnerable y de desventaja.

El conflicto es grande para los padres, reconoce Francisco Muñoz, son muchos los casos en los que estos no pueden evitar que los abuelos sí se queden al cuidado de los nietos porque reconoce, "no les queda otro remedio".

Las familias están intranquilas, a la inquietud sobre el aumento de los contagios se une la preocupación sobre qué hacer con los niños si el colegio cierra por un incremento en la propagación del virus, si confinan la clase de su hijo o hija o cómo cuidarlos si dan positivo, si ambos padres trabajan fuera de casa o si se trata de una familia monoparental.

Ante la pregunta de, ¿qué opciones de bajas laborales tienen los padres para evitar recurrir a los abuelos?, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, declaró su derecho a la baja laboral si, por cualquier circunstancia, sus hijos resultan infectados. En cuanto alguien de una unidad familiar da positivo en Covid, aseguró que el criterio médico es dar la baja para que se pueda cumplir la cuarentena.

Sin embargo, cuando los niños no están contagiados pero están obligados a cumplir cuarentena porque se han detectado casos en el centro escolar, la única vía que ofrece el Gobierno es acogerse al programa Me Cuida. Este plan permite flexibilizar la jornada laboral para cuidar de dependientes, mayores o menores, y reducir la jornada, pero recortando también los sueldos

Muchas familias no se pueden permitir esta opción, por ello, las comunidades buscan iniciativas para ayudar a esta situación, la Comunidad de Madrid, por ejemplo, enviará un cuidador a domicilio para niños que tengan que hacer cuarentena

Y otras familias, como última instancia, tendrán que recurrir a los abuelos y a las abuelas. Así que en estos casos, todo quedará en manos de los nietos, ahora deberán ser ellos quienes cuiden de sus abuelos mientras sus padres asisten a la jornada laboral, anteponiendo en todo momento su seguridad, con mascarilla y sin abrazos. Porque ahora la mejor muestra de amor es la distancia de seguridad que protege sus vidas.

Las vidas de aquellos que siempre nos escuchan con miradas protectoras, con sonrisas compasivas y con una voluntad desmedida por conseguir que tengamos la vida que , en muchos casos, ellos no pudieron disfrutar.  

Vídeo de la semana

Continúa leyendo