Coronavirus en niños

Los casos de coronavirus en niños han aumentado de un 1 a un 12% en la segunda ola

Aunque la tasa de coronavirus en niños ha aumentado exponencialmente durante la segunda ola de pandemia, lo cierto es que sus cuadros son leves y siguen con menos posibilidades de contagiar. El aumento podría deberse a que cada vez se hacen más tests entre la población infantil.

En la primera ola del coronavirus en España, los casos infantiles apenas representaban el 1% del total. En concreto, se diagnosticaron 1.400 casos en niños, de los cuales solo el 20 o 25% requirieron hospitalización, según datos recogidos por el Ministerio de Sanidad.

Unos datos que cambian significativamente si nos referimos a la segunda ola: a últimos de agosto los casos de coronavirus en población infantil aumentaba al 6% del total y, a finales de septiembre, había 66.000 casos, es decir, el 12% de los casos totales.

Eso sí, siguiendo las palabras de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), los datos concuerdan con la información de otros países del mundo como Estados Unidos.

“El aumento del porcentaje de casos pediátricos de COVID-19 obedece a que cada vez se realizan más test diagnósticos a toda la población, mientras que en la primera ola solo se tuvieron en cuenta a niños con síntomas importantes”, apuntan en una nota de prensa desde Separ. “Al aumentar la realización de test diagnósticos, se están detectando muchos más casos en niños que son asintomáticos y que no se diagnosticaban en la primera ola, cuando no se hacían tantos test”, afirma la doctora Cristina Calvo Rey.

Cuadros muy leves

Además de esta información, en la ponencia “Clínica y epidemiología de la COVID-19 en niños”, presentada por la doctora Cristina Calvo Rey, también se afirma que la mayoría de niños infectados por el coronavirus lo pasan con cuadros leves. La mayoría son asintomáticos y solo el 1% del total requiere ser hospitalizado. Si hay síntomas, estos suelen durar menos tiempo y pasan por cuadros febriles, catarrales o gastrointestinales. A estos se suman cefalea, vómitos, o neumonías (que se presentan en menor gravedad que en adultos y, por tanto, presentan características diferentes).

Son solo los niños mayores de 10 u 11 años los que presentan síntomas más parecidos a los cuadros de los adultos.

¿Los niños son supercontagiadores?

Es mucha la literatura científica que asegura que los niños no son el principal foco de infección, ya que no tienen los receptores encargados de dejar pasar el virus a nuestro cuerpo. “Está claro que los niños no son hipercoitagiadores y contagian menos”, afirma la doctora Calvo.

Aunque esta es una de las razones, otros expertos buscan otras soluciones. Es el caso del doctor Pedro Reche, inmunólogo e investigador en la Universidad Complutense de Madrid, que asegura que los niños están inmunizados gracias a la vacuna contra la Difteria, el Tétanos y la Tos Ferina, rutina y muy conocida por todos.

Y ¿dónde se contagian? De acuerdo a las palabras de los expertos, sobre todo en el ambiente familiar y no en el colegio. “Los casos que nos encontramos son de adultos que han contagiado a niños y no al revés”, asegura la doctora Calvo.

Los niños y la nueva variante del coronavirus

Aunque los datos son bastante positivos, algunos expertos aseguran que la nueva cepa del SARS-CoV-2 detectada en Reino Unido podría afectar más a niños y adolescentes. Una de las razones apuntan a que esos receptores de los que hablábamos antes, no podrían hacerla frente y la dejarían pasar. Pese a eso, la comunidad científica advierte de que no perdamos la calma y sigamos todas las medidas de seguridad: aunque es más contagiosa, la nueva cepa no debería ser más grave que las demás.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo