Famosos

Los famosos actores Ashton Kutcher y Mila Kunis confiesan que bañan a sus hijos solo cuando es necesario

La pareja ha declarado en una entrevista que bañar a los niños todos los días no tiene sentido porque pierden sus aceites naturales, esto ha causado un revuelo en las redes sociales. ¿Es verdad que no hay que bañar a los niños todos los días?

famosos
Fuente: Gtres

Mila Kunis y Asthon Kutcher, una de las parejas más envidiadas de Hollywood, ha confesado en el podcast de Dax Shepard, Armchair Expert, que solo lavan a sus hijos cuando la suciedad es visible porque de lo contrario perderían los aceites naturales de sus pieles y para ellos no tiene ningún sentido. “Yo no tenía agua caliente cuando era niña, así que no me duché mucho de todos modos", dijo Kunis.

La pareja comenzó hablando sobre sus propios hábitos de limpieza, por lo que Mila Kunis comentó que ella se ducha cuando lo cree necesario. Por otro lado, Aston Kutcher explicó en la entrevista que solo se lava diariamente las partes íntimas y que más olor desprenden del cuerpo, sobre todo en verano: “Las axilas y la entrepierna”. Esta filosofía de vida es la que han trasladado a sus dos hijos pequeños, Wyatt de 6 años y Dimitri de 4 años. “Yo nunca fui esa madre que bañaba a mis recién nacidos”, aseguraba Kunis.

A la hora de tratar la higiene del rostro, la pareja es más estricta, Mila Kunis confesó en la entrevista que se lava la cara dos veces al día debido a problemas con el acné. Kutcher en cambio, se limpia la cara todos los días y aún más después de entrenar para quitar todo el sudor y la suciedad que se acumula en los poros de la piel.

¿Es malo bañarse a diario? ¿Qué dicen los expertos?

Ambos han asegurado que a los niños se les debe lavar cuando se aprecia suciedad en ellos, si es así “límpielos”. La actriz también reveló que “abusar de los geles de baño y de las barras de jabón puede ser muy perjudicial para su epidermis y podría dar lugar a toda clase de problemas cutáneos". Esta filosofía de vida también la apoyan doctores dermatólogos como Pedro Jaén, doctor y presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología. El doctor, aseguró en una entrevista de Infosalud que existe una relación entre la higiene excesiva y la dermatitis atópica.

"(…) en la dermatitis atópica juega un papel muy importante el sistema inmune, que con la edad se va regulando. Con ello, las dermatitis atópicas de los menores se van modulando y autorregulando con el paso del tiempo y solo las formas más graves son las que prevalecerán en el adulto", subraya el especialista Pedro Jaén.

El dermatólogo José Raúl González dice en su blog que “Bañarse varias veces al día y lavarse muy bien en cada baño es más perjudicial que no bañarse. Realmente, bañarse mucho como creemos, no es lo mas conveniente y correcto. El aseo frecuente de la piel, destruye las barreras protectoras como son el manto ácido, hidro-lipídico y corneo, lo cual rompe el mito de las de personas que creen que entre más limpios, más protegidos están contra las bacterias, virus, hongos y otros microorganismos que atacan la piel; pero lo que ocurre es lo contrario es más fácil que penetren en una piel limpia que en la que no lo está. Todos los componentes que entren en contacto con la piel acaban llegando al torrente sanguíneo”.

Sin embargo, investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, y de la UCl, acaban de publicar un estudio en la edición especializada Journal of Allergy and Clinical Inmunology en el que han concluido que el exceso de higiene en niños no impide que su sistema inmunológico funcione correctamente

Los autores señalan que los beneficios de una buena higiene superan con creces cualquier beneficio percibido de la inmunidad debido a la exposición, que, en algunas situaciones, también puede llegar a ser muy peligrosa, especialmente cuando los padres evitan vacunar a sus hijos. También inciden en que  “desarrollar un sistema inmunológico ‘fuerte’ a partir de la exposición no es una excusa para no practicar una buena higiene".

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo