Vídeo de la semana

Discapacidad

Los niños con discapacidad podrán estudiar en su lengua materna

La Eurocámara ha aprobado en su informe sobre derechos fundamentales en la Unión Europea que se permita a los niños y niñas con discapacidad estudiar en su lengua materna cuando residan en entornos bilingües.

madre hablando con su hijo
Fuente: iStock

Aunque cada vez son más habituales otros términos como diversidad funcional cuando nos referimos a niños o adultos con discapacidad, desde el sector, tal y como nos informaron en este artículo, apuestan por la palabra discapacidad ya que sienten a las alternativas como eufemismos que esconden la realidad de sus limitaciones y que no les protegen de sus derechos.

Así pues, las limitaciones de los niños con  discapacidad son una realidad social de la que los poderes públicos y las instituciones no pueden esconderse, de hecho, deben hacerle frente y luchar para acabar con ellas así como garantizar la plena inclusión de todos los niños y niñas.

En el camino para la inclusión, recientemente, el Parlamento Europeo ha aprobado una enmienda en la que se reclama a los estados miembros que velen para que los niños y niñas estén protegidos contra cualquier tipo de discriminación en el ámbito de la educación.

De esta forma, los niños cuya discapacidad les genere problemas de desarrollo del lenguaje, por ejemplo los trastornos del espectro autista, podrán recibir una protección particular cuando su educación se realice en entornos multilingües. Así, si sus familias lo desean, podrán estudiar en su lengua materna con el objetivo de no sumarles nuevas dificultades a estos alumnos.

La Asociación Síndrome de Down de Baleares (Asnimo) y el colegio de educación especial Mater Misericordiae de Palma se han mostrado a favor de esta petición europea para que se permita a niños con discapacidad estudiar en su lengua materna en entornos bilingües, porque según ellos señalan, es una medida de protección particular para estos estudiantes.

El que es director de Asnimo, Bartolomé Márquez, ha declarado a la agencia de noticias Europa Press que desde la asociación respetan mucho el tema de la lengua materna, puesto que "no se pueden añadir dificultades" a la hora de enseñar a alumnos con discapacidad. "El modelo de atención que tenemos pone en el centro al usuario, venga de donde venga y con la lengua que tenga", ha destacado.

Por su parte, el vicepresidente de la Unión de Asociaciones, Centros y Federaciones de Asistencia a Personas con Discapacidad de Baleares (UNAC Baleares) ha considerado que no se trata de defender una lengua sobre la otra, sino de no añadir "obstáculos" a alumnos que de por sí ya tienen problemas de aprendizaje. De lo que se trata según han señalado, es de encontrar el mejor medio para que se entiendan profesor y alumno en función de las necesidades de cada uno.

Mejorar la calidad de vida de estos estudiantes

El director de Asnimo asegura que no solo respaldan la postura sino que adaptarán a la lengua materna de los alumnos siempre y cuando haya recursos para ello. "Tenemos personas con otras capacidades que pueden venir de Sa Pobla y gente del extranjero", ha indicado Márquez, algo que ha asegurado que no supone un problema dado que la asociación se adapta "poniendo primero a la persona" sin importar que hable castellano, inglés o cualquier otra lengua.

Desde los centros consideran que es una medida que pretende facilitar al máximo el aprendizaje con el punto de mira siempre en los niños y niñas para integrarles en el sistema educativo. Sabemos que en muchos casos, el ejercicio de la comunicación para estos niños es difícil y presenta numerosas barreras y el centrar todo su proceso de adquisición del conocimiento en su idioma materno mejorará la calidad de vida de estos estudiantes.

Foto Carla

Carla SMG

Soy periodista y algún día también seré escritora. Me gusta jugar con las palabras para crear mundos y derribar muros, para contar historias, informar, concienciar, emocionar e inspirar. Vivo de atardeceres líquidos, escapadas al monte y recuerdos en hojas de papel.

Continúa leyendo