Tabaco

Los parques y las entradas de los colegios presentan cantidades preocupantes de humo de tabaco

Un estudio europeo ha analizado los niveles de nicotina en el aire de 11 países y ha encontrado cantidades alarmantes de tabaco en lugares escolares. También destaca que la presencia de nicotina es mayor en barrios con menor nivel socioeconómico.

niña protegiéndose del humo del tabaco
Fuente: iStock

Cuando llevamos a los niños y niñas al parque para que renueven energías y respiren aire libre, no esperamos que lo que entre por sus fosas nasales sea humo de tabaco. La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), en colaboración con el comité Europeo ha realizado un estudio que demuestra que los parques infantiles y las entradas de las escuelas están repletas de nicotina ambiental.

En España se detecta humo del tabaco en el 50% de los entornos escolares

Según los datos que arroja la investigación, el 41% de los parques infantiles y el 46% de los accesos a las escuelas de primaria tienen altas presencias de humo de tabaco. Esta investigación engloba a 11 países de Europa y sus resultados también reflejan que la presencia de nicotina en el aire es mayor donde las políticas de control del tabaquismo son menos restrictivas y también en los barrios con un menor nivel socioeconómico.

En el caso de España, la presencia de humo del tabaco se ha detectado en el 50% de los entornos escolares analizados. El país estudiado que cuenta con un porcentaje menor de nicotina ambiental en los espacios analizados, es Reino Unido con solo un 5%. Sin embargo, en Rumanía el porcentaje es mucho más preocupante ya que asciende hasta la alarmante cifra de un 95%.

Los autores del estudio 'Exposición al humo de segunda mano y otros signos de consumo de tabaco en las entradas al aire libre de escuelas y parques', publicado en la revista Science of the Total Environment, informan de que las muestras por países son limitadas, 20 escuelas por país de un total de 220. Manifiestan su intención de hacerlo así porque el informe está pensado para analizar los datos agrupando países en función de sus políticas respecto al tabaquismo y de otros factores como el nivel socioeconómico de los barrios. Las muestras se tomaron entre 2017 y 2018 con una bomba de aire que llevaba un filtro donde quedaba atrapada la nicotina, que se analizó después en el laboratorio.

El estudio también señala la presencia de colillas en más de la mitad de los parques infantiles. La ASPB indica que en uno de cada cinco parques infantiles estudiados había una persona fumando en el área de juego, de nuevo, la presencia ascendía considerablemente en barrios con un nivel de renta inferior.

"Es remarcable que los niños son especialmente vulnerables a los efectos nocivos del humo del tabaco. La evidencia científica ha demostrado que este humo es una sustancia cancerígena, que tiene efectos adversos para la salud de niños y niñas, incluyendo el aumento del riesgo de enfermedades respiratorias", alerta la doctora María José López, investigadora principal del estudio. López aclara que aunque las concentraciones de nicotina detectadas en espacios abiertos "son menores que en espacios cerrados, no hay ningún nivel de exposición que pueda considerarse seguro".

La experta también ha querido destacar que las colillas son tanto un problema ambiental como uno de salud "tardan muchos años en degradarse y en espacios infantiles pueden ser fácilmente ingeridas". Es importante tener también en cuenta que los menores que ven personas fumadoras en su entorno "tienen más probabilidad de convertirse en fumadores" concluye López.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo