Evitar accidentes

Los pediatras insisten en la vigilancia constante de los niños ante el auge de las piscinas hinchables

Los sanitarios recuerdan la importancia de mantener una vigilancia constante con los niños, dado el auge de las piscinas hinchables con motivo de la pandemia por coronavirus. Y es que, los ahogamientos siguen siendo todavía causa de mortalidad entre los menores.

Con una incidencia aproximada de 1,5 casos por cada 100.000 habitantes, los accidentes por ahogamiento son a día de hoy todavía causa de mortalidad entre los pequeños, así lo señala Alfonso Ortigado, jefe de Pediatría del Hospital Universitario de Guadalajara

Frecuentemente se dan en piscinas, especialmente en particulares, dada la falta de supervisión de un socorrista o las distracciones por parte de los adultos a cargo de los niños. De ellas, podrían evitarse un 80% si se mantuviera una supervisión constante

Este año, además, debido al auge de las piscinas hinchables como consecuencia de la pandemia por coronavirus, los pediatras insisten en mantener una vigilancia permanente durante los baños de los menores con el fin de evitar ahogamientos

Por eso, ante el aumento de la demanda de estas piscinas portátiles, los sanitarios inciden en la necesidad de no confiarse, tanto si el menor está dentro, como cerca de la piscina o aunque la misma no tenga casi profundidad.

Y es que, muchas veces, como no se trata de una gran piscina, los responsables de los niños en ese momento se pueden acabar relajando, por lo que es importante estar siempre alerta. Según subraya Ortigado, “apenas dos centímetros de agua en el fondo de un cubo y menos de dos minutos son suficientes para que un bebé pueda ahogarse”. Además, un punto considerable es que los menores suelen ahogarse en silencio, pues a diferencia de los adultos no llaman para pedir ayuda

Por otra parte, aunque la peor consecuencia es, lógicamente, el fallecimiento del menor, en caso de no ser así, un ahogamiento también podría causar graves secuelas neurológicas, por lo que el tiempo de actuación es esencial

 

Como también ha continuado explicando el jefe de Pediatría, el riesgo es mayor en menores con discapacidad física o mental o cuando cuentan con problemas como epilepsia o arritmias cardiacas. Asimismo, también resalta el peligro que también conlleva el consumo de alcohol ya que "el 25% de los ahogamientos de adolescentes están relacionados con dicho consumo". 

Por todo ello, lo más aconsejable es mantener siempre los ojos bien abiertos, no fiarse por tratarse de piscinas hinchables y tampoco tener una confianza total en los flotadores o manguitos

 

Continúa leyendo