Vuelta al cole

Madrid enviará un cuidador a domicilio para niños de escuelas infantiles municipales que deban hacer cuarentena por un positivo en su centro

Las probables cuarentenas a las que se verán sometidas las clases en este nuevo curso preocupan mucho a los padres que no pueden quedarse en casa al cuidado de los hijos o no pueden recurrir al teletrabajo. El Ayuntamiento de Madrid ha creado el “Plan B: Concilia" para atender esta situación.

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que pondrá en marcha el ''Plan B: Concilia'' que supone poner a disposición de las familias un cuidador a domicilio para aquellos casos en los que el niño tenga que guardar cuarentena ante un positivo en el ''aula burbuja'' de su escuela infantil municipal o el cierre de la misma y deba quedarse en casa. Sin embargo, no todo el mundo podrá acogerse a este recurso, ya que será necesario que los padres acrediten tener un trabajo presencial y no contar con ninguna otra opción para poder atender al menor en el domicilio durante el aislamiento obligatorio. Estos requisitos fueron anunciados por la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Para casos de aislamiento sin PCR positiva

Como hemos indicado, este servicio será solo para aquellos niños que estén matriculados en escuelas infantiles municipales y, claro está, en ningún caso será para niños que hayan dado positivo en COVID-19, sino para los niños de un ''grupo burbuja'' que vean las clases suspendidas por el positivo de un compañero: "En los niños contagiados, como sabemos, tienen un permiso los padres para ocuparse de él, pero a los niños que están simplemente en cuarentena no se les ha dado ninguna solución y a nosotros lógicamente esto nos preocupa", comentó Villacís a los medios.

Ante el cierre de un centro o de un “grupo burbuja” serán los Servicios Sociales, como medida de precaución y a la espera de que los niños tengan el resultado de sus pruebas, los que valoren cada caso y decidan qué niños pueden necesitar el apoyo del programa. La persona que acuda al domicilio para realizar ese acompañamiento, lo hará dotado de los equipos de protección individual adecuados para realizarlo con todas las medidas de seguridad.

Esta iniciativa surge, según han explicado sus propulsores, como intento de dar respuesta a los grandes problemas de conciliación para las familias que la pandemia está poniendo en evidencia.

Según apuntan fuentes municipales, las escuelas infantiles ya pueden mandar el aviso a los Servicios Sociales si se produce el cierre de un grupo.

Continúa leyendo