Contra el maltrato infantil

Más de 18 millones de niños europeos sufren malos tratos

El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es alarmante: más de 18 millones de niños sufren maltrato en Europa, un problema que, cada año, conduce a la muerte de 852 menores de quince años.

Más de 18 millones de niños europeos sufren malos tratos

El maltrato infantil sigue siendo una realidad en Europa, según revela el estudio de la OMS, que estima que, de entre los más de 18 millones de niños que lo sufren, alrededor del 29,1% padece maltrato emocional, un 22,9% experimenta maltrato físico y un 13,4% de las niñas sufren abusos sexuales. Un problema que tiene un efecto devastador sobre la vida de los menores, que en el futuro son también más propensos a padecer episodios de depresión, ansiedad, desórdenes alimentarios, abuso de drogas y conductas violentas.

“Ya es hora de reconocer el maltrato infantil como un problema de salud pública, y no solo un problema social y judicial”, ha declarado Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS en Europa. “El maltrato se puede prevenir mediante políticas de salud pública. En los próximos meses, vamos a preparar un conjunto de medidas y ayudaremos a los países a implementarlas”.

 

Los costes económicos del maltrato

Se podría pensar que, con la actual situación de crisis, muchos países no se van a gastar el dinero en prevención. Sin embargo, la OMS advierte que el maltrato infantil genera unos costes para Europa de decenas de billones de euros, y que las medidas preventivas son mucho más económicas y eficaces. La organización propone realizar programas de seguimiento y orientación en familias en situación de riesgo, y desarrollar campañas educativas en los medios de comunicación.

 

Niños en situación de riesgo

Según el informe, en las familias monoparentales con bajo nivel adquisitivo y sin estudios se dan más casos de abusos y maltratos a menores. Además, los padres con problemas de consumo de drogas y con situaciones de estrés y de violencia doméstica son más proclives a maltratar a sus hijos. Por otro lado, este tipo de conductas suelen transmitirse de generación en generación, de forma que se entra en una espiral de violencia de muy difícil tratamiento.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS