Bonitas iniciativas

“Mis primeros días”, la iniciativa para conservar los recuerdos de los bebés adoptados

Ante la necesidad de llenar ese vacío de recuerdos que pueden tener los pequeños que se van con una familia de adopción o acogida, el Hospital Clínico Universitario de Valencia impulsa la iniciativa “Mis primeros días”. Un proyecto que recopila objetos y memorias de los primeros momentos de estos niños que nacen en el centro.

Miles de fotos del recién nacido, su pinza del cordón, su pulserita del hospital… Estas suelen ser algunas de las cositas que a lo padres les gusta guardar del nacimiento del bebé. Claro que, para aquellos pequeños que no se van con sus papás al nacer, la situación es diferente. Con el objetivo de que estos niños también tengan la oportunidad de tener memorias de sus primeros momentos de vida, nace la iniciativa “Mis primeros días”.

Se trata de un proyecto del Hospital Clínico Universitario de Valencia que consiste en recopilar varios objetos y fotografías para después entregar en una cajita a su familia de acogida o adopción cuando al bebé se le da el alta. La propuesta surge a raíz de esa necesidad de completar el vacío que puede haber durante los primeros días de los niños.

"Dentro del plan de Humanización de la Unidad vimos fundamental que estos niños y niñas tuvieran una serie de recuerdos de sus primeros días como tienen todas las familias", asegura Pilar Bernabeu, enfermera del Centro Neonatal y una de las impulsoras del proyecto.

El personal de la Unidad Neonatal es el encargado de recopilar los recuerdos, y la caja en cuestión consta de los siguientes: la pinza del cordón umbilical, el gorrito que se le pone al bebé para subir del paritorio, el pulpo tejido por las voluntarias, el chupete que utilice, una tarjeta con su huella plantar y un pendrive con imágenes de sus primeras vivencias (la llegada a la unidad, el primer baño, el primer biberón, durmiendo en la cuna…).

Y es que, se dieron cuenta de que para los pequeños resulta esencial que se conserven objetos como estos para completar ese vacío que puede surgir. Además, resulta fundamental para aquellos bebés prematuros que pasan meses en el centro y tardan más tiempo en empezar a tener memorias con su familia de acogida. De hecho, así lo explican las profesionales de neonatología:

“Los bebés que nacen a término solo pasan en el hospital unos días y al llegar a sus casas empezarán a generar recuerdos con su familia de acogida. Pero los bebés prematuros llegan a pasar meses en el Centro Neonatal, con lo cual es fundamental documentar estos momentos por tratarse de una situación más especial. En ambos casos consideramos necesario tener recuerdos de esos primeros días de vida”.

A lo que también añaden: "En estos casos los bebés se van con sus respectivas familias de acogida y/o adopción cuando ya han pasado una serie de meses, y nuestra función, tanto en este caso como cuando están solo unos días, es guardar estos recuerdos y proporcionarlos a sus familias cuando se van de alta a sus hogares. Después, cada familia tiene la libertad de usarlo o no”.

Continúa leyendo