Seguridad en el parto

Muere un bebé en Vigo tras un parto en casa sin asistencia

El bebé falleció por hipoxia al quedarse sin oxígeno durante varios minutos en el parto.

Una mala decisión que terminó en tragedia. El pasado lunes falleció un bebé en Vigo tras un parto en casa sin asistencia médica. Según el informe médico, el bebé habría fallecido por hipoxia al quedarse varios minutos sin oxígeno durante el parto. Este era el segundo hijo de la pareja, que había tenido una experiencia positiva con el nacimiento del primero en su propia casa.

Según fuentes sanitarias consultadas por 'La Voz de Galicia', diario que dio a conocer la noticia, la pareja había contactado días antes del parto con varias comadronas para prepararlo en el domicilio, quienes habían advertido de la mala posición en la que se encontraba el bebé. El niño se encontraba en posición podálica (de nalgas), una presentación considerada de alto riesgo y que requiere asistencia ginecológica, por lo que en todos los casos se deriva al hospital.

La complicación en el parto llevó a la familia a solicitar asistencia médica a través del 061. Finalmente el pequeño y la madre, de 33 años, fueron trasladados al Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo donde el personal de Urgencias, pese a los intentos de reanimación, no pudo hacer nada para evitar el fallecimiento del bebé. En el domicilio familiar no se encontraba ningún profesional sanitario, según los propios trabajadores del servicio de urgencias.

La investigación judicial se inició después de que la madre acudiese a los juzgados de guardia para solicitar el permiso de enterramiento. La mujer explicó entonces su decisión de intentar dar a luz en su propio domicilio y las circunstancias en las que se había desarrollado el parto.

Además, en la documentación facilitada por el hospital al juzgado que investiga el caso, se afirma que la madre habría optado por prescindir del seguimiento ginecológico habitual en su último mes de gestación. A la espera de nuevas pruebas forenses, se ha decidido paralizar la incineración del bebé.

La trágica noticia ha abierto de nuevo el debate en torno a los partos en casa, una práctica muy extendida en países como Holanda (donde el 30% de los partos tiene lugar en el domicilio de los padres) o Reino Unido, pero que continúa siendo muy minoritaria en España.

Continúa leyendo