Experimento viral

¡No hay duda! Una niña de 4 años demuestra que las toallitas no se disuelven en el váter

Lejos de lo que muchas personas piensan y algunas marcan intentan hacer creer, las toallitas no se degradan al 100% y por tanto sí contaminan.

Son muchas las personas que tiran las toallitas al váter porque consideran que no contaminan y que no pasa nada por hacerlo y lo hacen convencidas de ello y amparadas además, por algunas marcas que publicitan que puede hacerse. ¡Mentira! Así lo ha demostrado el experimento que una niña de cuatro años ha hecho con su padre.

En ese experimento -que ahora está documentado con imágenes en Twitter-  la menor y su progenitor metieron en un vaso toallitas húmedas de una marca que sí promete esa descomposición, y en otro la misma cantidad de papel higiénico. Ambos vasos eran removidos diariamente con la intención de que tanto las toallitas como el papel se desintegraran. El segundo lo hizo. Las primeras, no. Es más, estaban casi intactas.

¿Por qué? Porque al contrario de lo que se pueda pensar, las toallitas húmedas no están hechas de papel, sino de una mezcla textil de poliéster y/o algodón, con fibras de celulosa (papel), y humedecidas con materiales limpiadores y humectantes como la glicerina. Por tanto, aunque lleven algo en su composición, las toallitas no son papel, sino que, dependiendo de la marca, están relacionadas más con el plástico o con los textiles.

Foto Twitter @jjvaarq

El experimento de esta niña vuelve a poner de relieve que este tipo de productos sólo se disuelve, en el mejor de los casos, en un 26%. Es más la maraña de tejido que crea puede ocasionar importantes atascos, retención de materiales biológicos y otros problemas. Esto se debe, entre otras cosas, a que las plantas de tratamiento de aguas residuales no están preparadas para tratar los productos textiles como las toallitas húmedas.

Si llegan a la naturaleza, las toallitas tardarán décadas en degradarse, sumándose a la contaminación por plástico y otras sustancias que ensucian nuestros mares y entornos naturales.

 

Continúa leyendo