Ayudas a familias

Nuevo cheque guardería: hasta 1.000 euros anuales para familias con madres trabajadoras

Las familias con hijos menores de tres años escolarizados en guarderías o escuelas de educación infantil y cuyas madres sean trabajadoras podrán deducirse ahora hasta 1.000 euros al año, también en 2018 por el carácter retroactivo de la medida. La nueva ayuda es absolutamente compatible con la tradicional deducción por maternidad.

Buenas noticias para las familias españolas con menores de tres años que vayan a guarderías o escuelas de educación infantil privadas y cuyas madres sean trabajadoras. Según lo aprobado el pasado 27 de diciembre por el Gobierno, las familias que estén en esta situación podrán deducirse desde ahora, también de la renta de 2018 que tendrán que presentar esta primavera, hasta 1000 euros por los gastos derivados de la escolarización de sus hijos.

La nueva deducción podrá aplicarse a los meses en los que las madres hayan estado trabajando durante el año 2018 dejando durante ese tiempo a sus hijos en un centro infantil autorizado. Eso sí, solo se computarán los meses completos en los que se haya usado dicho servicio. Para conseguir esta nueva ayuda, cada familia tendrá que reportar sus datos a la guardería o escuela infantil en la que tenga inscrito a su hijo/a menor de tres años para que ésta a su vez pueda reportar dichos datos a Hacienda. El plazo para hacer esa presentación acaba el 15 de febrero.

Esta nueva ayuda funcionará de la misma forma que la que ya existía hasta ahora y que permite que las familias con madres trabajadoras, independientemente de que sean asalariadas o autónomas, reciban 100 euros de ayuda cada mes. A esa ayuda se une ahora ésta nueva cuando sus hijos menores de tres años hayan utilizado el servicio de un centro infantil autorizado.

Según lo aprobado por el Ejecutivo, la cantidad máxima a conseguir son 1.000 euros anuales aunque según las fuentes consultadas por Ser Padres aún no se sabe si esa ayuda se dividirá en 10 meses (excepto julio y agosto) o en 12. En el primer caso serían 100 euros de ayuda al mes, resultado de dividir 1000 euros entre 10 meses; y en el segundo, de 86 euros al mes tras dividir los 1000 euros entre 12 meses. En cualquier caso, el montante se multiplicaría por los meses completos que el menor de tres años haya estado en un centro infantil autorizado.

Esta nueva deducción aparecerá en el borrador de la renta de las familias cuando lo soliciten, de la misma forma que hasta ahora aparecían las donaciones, las retenciones por trabajo, las hipotecas, etc… Será precisamente ahí cuando cada familia podrá corroborar que todos los datos están o no correctos.

Los gastos deducibles son escolaridad, servicio de comedor y/o merienda y la cuota inicial, llamada también reserva o inscripción en otros centros. Los gastos derivados de uniformes, proyecto educativo, granja escuela u otros que aplican algunas escuelas de educación infantil no serán deducibles en esta ayuda.

Incompatible con la retribución flexible

Esta nueva deducción no es, sin embargo, compatible con los cheques guarderías de las empresas. De forma que las familias que hayan hecho el pago de las guarderías o escuelas infantiles mediante retribución flexible no podrán beneficiarse de ella.

De ahí que las mismas fuentes consultadas por esta publicación recomienden que para poder usar dichos cheques guarderías lo ideal sería aprovechar la retribución flexible exceptuando un pago de 1000 euros en el total del año que se debería hacer usando otro método de pago diferente para poder beneficiarse de la nueva ventaja fiscal.

foto gema

Gema Boiza

Madrileña de corazón, mamá de un bebé hispano-francés y periodista. Soy curiosa, amante de los viajes, de mi familia y de mis amigos. Me gusta descubrir personas, lugares y emociones, y contar a través de mi profesión todos esos descubrimientos. Desde Ser Padres espero poder contaros muchos de ellos!

Continúa leyendo