Coronavirus

Pfizer y Moderna, obligados a ampliar en Estados Unidos sus estudios clínicos sobre los efectos de sus vacunas infantiles contra la COVID-19

The New York Times publica que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos así se lo exige a ambas compañías, cuyas vacunas parece que no estarán aprobadas hasta el 2022.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Pocos días después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) diera el visto bueno a la vacuna de Moderna contra la COVID-19 para adolescentes de 12 a 17 años y pocas horas antes de que el consejero de Presidencia y portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, haya anunciado que las personas de este tramo de edad serán vacunados a lo largo del mes de agosto en dicha región española, The New York ha publicado una noticia que de confirmarse puede retrasar en el tiempo la aprobación de la vacuna para los niños de 5 a 11 años.

Según el prestigioso diario norteamericano, las farmacéuticas Pfizer y Moderna están ampliando sus respectivos estudios clínicos enfocados en dicha vacuna con el objetivo de investigar algunos efectos secundarios poco comunes después de que se lo haya exigido la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos, organismo encargado de aprobar este tipo de productos médicos en el país norteamericano.

En la información, que llega poco después de que el presidente Joe Biden anunciara que la aprobación de las vacunas infantiles se produciría “pronto”, especifica que el requerimiento a las dos compañías farmacéuticas para que amplíen sus estudios clínicos se debe a que no permiten detectar problemas relacionados con el corazón como la miocarditis

Por este motivo, la solicitud de la FDA a Pfizer y Moderna, siempre según la información del NYT, que cita fuentes conocedoras de la situación e incluso ha hablado con un portavoz de Moderna al respecto, exige que incluyan 3.000 niños del tramo de edad de la vacuna, de 5 a 11 años, en sus estudios, una cifra que es el doble de la inicialmente planteada por las dos empresas. 

El curso empezará con los niños sin vacunar

El mencionado portavoz de Moderna, Ray Jordan, le ha dicho al New York Times que su empresa espera solicitar la autorización de emergencia para homologar la vacuna infantil a finales de 2021 o principios de 2022, una fecha que coincide con la que el doctor Rodrigo Sini de Almeida, director de asuntos médicos de vacunas para América Latina de Pfizer, le ha dado a Infobae en las últimas horas acerca de los planes de Pfizer para su vacuna infantil. “Tenemos la expectativa para octubre 2021 de tener los resultados del segmento 5 a 11 años; y a finales de este año contar con las aprobaciones bajo uso de emergencia” ha confirmado el investigador. 

Más tarde, ya en 2022 según el doctor Sini de Almeida, llegarían los resultados de la investigación que la compañía está llevando a cabo también en otros dos grupos de población infantil con niños de distintos países, entre ellos España: de 2 a 5 años y de 2 años a 6 meses de edad. Los resultados son previos a que se presenten las correspondientes solicitudes de emergencia para la aprobación de las vacunas, así que tardarán todavía en llegar. 

En cualquier caso, lo que estas dos informaciones en primera persona confirman que los niños pequeños irán al colegio este nuevo curso escolar sin haber recibido vacuna alguna a diferencia de la población del tramo de edad de 12 a 17 años, donde en algunas comunidades autónomas se avanzará en su vacunación antes de que empiece el curso escolar como es el caso de Andalucía, mencionado al comienzo de la pieza.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo