Lactancia materna

Piden a una madre que daba el pecho a su bebé en una piscina municipal que lo haga en el vestuario

Desgraciadamente seguimos encontrándonos con situaciones como estas muy a menudo: una mamá que es invitada a abandonar una piscina municipal y dirigirse al vestuario de la misma para dar el pecho a su bebé. ¿Cuándo vamos a darnos cuenta de que la lactancia materna es algo natural?

dar pecho calle
Foto Istock

Un agradable día de baño en una piscina municipal para hacer frente a las altas temperaturas del mes de julio puede convertirse en una desagradable experiencia por culpa de los prejuicios y la visión retrógrada que algunos todavía tienen de la lactancia materna: esto es lo que le sucedió a una mamá en Barcelona, cuando fue "invitada" a dirigirse a los vestuarios si quería dar el pecho a su bebé en el recinto. Así de incompresible y de indignante.

 

 

Sandra Zamorano Cantavella se encontraba en la piscina municipal de Montcada i Reixac, en Barcelona, el pasado 12 de julio con su pequeño Nil, un bebé de seis meses. Su hijo empezó a protestar porque tenía hambre y la madre decidió sentarse en el bordillo de la piscina y alimentar al pequeño dándole el pecho. Todo normal hasta que apareció un trabajador del recinto, concretamente la persona que se encarga de la recepción en el mismo, e "invitó" a la mujer a irse al vestuario si quería dar el pecho a su hijo, por una cuestión de pudor.

La mujer afirma que en un primer momento no supo cómo reaccionar, se levantó con su bebé y se retiró de esa zona, pero decidió ir a decirle al trabajador que no le había parecido bien el comentario y que dar el pecho es un acto totalmente natural que nada tiene de sucio ni de impúdico, a lo que este le respondió que la entendía perfectamente y que él lo veía como algo normal, pero que "tienen una imagen que dar" y que del mismo modo que no "dejan que los niños se bañen desnudos, lo mismo sucede con el tema del pecho", tal y como puede leerse en la publicación que la propia Sandra ha compartido en sus redes sociales, haciendo pública la hoja de reclamaciones que le ha puesto a la piscina: 

"No puedo explicar con palabras como me he sentido y me siento ni el nudo que tengo en el estómago, la rabia, pena y cantidad de emociones, por desgracia nada buenas... lo dicho, COMPARTID, COMPARTID y empoderaros mamás lactantes porque nuestros pechos son el sustento de nuestros pequeños", expresaba la mujer en la misma publicación.

La publicación se ha hecho viral en poco tiempo y ha acumulado cientos de comentarios de mujeres compartiendo experiencias similares en las que les han pedido que "se tapen" o "se escondan" para dar el pecho, lo que deja ver que aún hay quien ve en la lactancia materna algo indecoroso que no debe hacerse en público. Esta situación es, desgraciadamente, aún tan frecuente que su testimonio ha sido difundido en varios programas de televisión para dar visibilidad a una realidad que viven muchas mujeres. No es la primera vez que hablamos de situaciones así, como ya hicimos contando el caso de una mamá a la que le pidieron que se cubriera para amamantar y su respuesta se hizo viral o este otro caso de una aerolínea que pedía a las madres que se cubrieran durante el vuelo si iban a dar el pecho, situaciones que, desgraciadamente, siguen siguen siendo más habituales de lo que pensamos.

Hay que recordar, ya que parece que nunca viene mal, que en España la ley de igualdad ampara a las madres que quieren amamantar a sus hijos en público

Desde la compañía, por su parte, han emitido un comunicado público en el que han pedido disculpas y han querido aclarar que se trata de un "malentendido de un trabajador que también respeta y defiende la lactancia materna, con la interpretación de las normas vigentes de seguridad e higiene (para los riesgos y prevención del Covid-19) dentro de las instalaciones/piscina, al observar un usuario amamantando el patio de recreo, sentado en la acera y con los pies dentro del agua, habló con el usuario para ofrecer diferentes alternativas cerca de la piscina porque podía amamantar. En ningún momento quiso prohibir o evitar que la mujer amamante", puede leerse en el comunicado que han compartido en su página de Facebook.

Dar el pecho al bebé no es solo el mejor alimento para el niño, ya que recordamos que la OMS recomienda la lactancia materna en exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé y después ir introduciendo progresivamente otros alimentos, manteniendo preferiblemente la lactancia hasta los dos años o más. Además, refuerza el vínculo madre-hijo y es un acto totalmente natural, sin connotaciones de ningún tipo por mucho que algunos se empeñen en verlo así.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo