Mamás famosas

Pink nos da una lección sobre aceptación en su discurso de los premios MTv

3 minutos

Cuando tu hija te dice que es la persona más fea que conoce, ¿qué debemos hacer? Pink nos da una lección genial sobre maternidad.

También te puede interesar: La genial idea de Pink para que su hija no sienta celos del recién nacido
pink y su familia

La cantante Pink es una de las voces más reconocidas del panorama musical y, además, una de las madres más controvertidas del mundo celebrity. Criticada y amada, a partes iguales, no se corta en mostrar su maternidad, ya sea en la cocina de su casa o de gira con el sacaleches. Imágenes que demuestran lo feliz y comprometida que está con su papel como madre.

La última muestra del amor que siente por sus hijos lo hizo público en su discurso de los premios MTv VMAs 2017, en donde, de una situación comprometida a la que se enfrentó como madre, hizo un alegato en favor de la  diferencia y la aceptación social.

Pink contó, delante de todos al recoger su premio, que hacía poco, mientras llevaba a su hija al cole, esta le dijo “Mamá, soy la niña más fea que conozco”, ella guardando la calma le preguntó el porqué de esa afirmación cuando por dentro (como haríamos todos) se preguntaba “¿De dónde nace esto? ¿Quién se lo ha dicho? ¿Puedo patearle el culo a un niño de 6 años?”. Su hija le contestó: “soy como un chico con el pelo largo”. Y ahí terminó esa breve conversación. O así podría haber terminado, pero Pink es una gran madre y no lo dejó pasar, le preparó a su hija una presentación en Power Point en donde le mostró a la niña todos los cantantes y artistas que sufrieron discriminación por ser diferentes, por su androginia, por su sexualidad… pero que inspiraron generaciones. Así en esa presentación incluyó a Freddie Mercuri, David Bowie, Prince, Janis Joplin… Para que su hija entendiera que en la diversidad está lo maravilloso del ser humano, que todos somos diferentes y que no es motivo de vergüenza sino de orgullo.

Pero, además, ahí no terminó la lección a su pequeña. Después de inspirarle con su presentación ella le preguntó a su hija “Aún así quiero saber por qué piensas así ¿qué es lo que piensas de mí?” a lo que la pequeña le contestó: “¡Tú eres preciosa!”.

La cantante continúa explicando la siguiente conversación con su pequeña:

- Bien hija, GRACIAS. Pero ¿sabes qué? La gente que se ríe de mí dice que parezco un chico, que mi cuerpo es demasiado musculado, que tengo opiniones demasiado fuertes y ¿ves que me deje el pelo largo?

- No mamá

- ¿Ves que cambie mi cuerpo?

- No, mamá

- ¿Ves que cambie la manera en la que me presento al mundo?

- No, mamá

- ¿Me ves llenar estadios por todo el mundo?

- Sí, mamá.

Y a eso le sigue una maravillosa reflexión: no debemos cambiar quienes somos porque otros consideren que debemos hacerlo, debemos coger esas diferencias y hacerlas muy nuestras, hacerlas nuestra bandera y así inspirar a otros a que vivan tranquilos con su propia diversidad.

Así que bravo Pink, por abrazar tus diferencias, por hacer entender a tu hija lo importante y empoderadoras que son estas y, sobre todo, por compartirlo con el mundo.

Si queréis ver el discurso completo, os lo dejamos a continuación:

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS