Factura de la luz

Principales cambios en la factura de la luz: tramos horarios, potencias y nuevo recibo

Aunque son conocidos los cambios en los tramos horarios y la posibilidad de contratar dos potencias diferentes en función de los períodos, también se han hecho modificaciones en el nuevo recibo, con la intención de hacerlo más entendible por parte de las familias.

Todos somos conscientes de ello: controlar nuestro consumo eléctrico se convierte no solo en un problema cotidiano que afecta a nuestra factura de la luz. También es un problema mundial, ya que reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, así como contribuir a la preservación del medio ambiente son dos aspectos fundamentales. Amén, claro está, de intentar reducir nuestra factura energética cada mes.

Especialmente después de los cambios que se han producido en los tramos horarios a partir del pasado 1 de junio, que se aplica a todos los consumidores, quienes se podrían ver beneficiados -o no- si son capaces de trasladar su consumo energético (al menos, el más importante) a las horas y días en que los precios tienden a ser más bajos.

Entendiendo los tramos horarios en la nueva factura de la luz

Con la finalidad de mejorar la eficiencia energética, la nueva factura de la luz establece ahora desde el pasado 1 de junio, momento en que el cambio entró oficialmente en vigor, una discriminación horaria repartido en tres tramos: punta, llano y valle, lo que significa que cada tramo tiene precios diferentes y, además, dos periodos de potencia.

Como manifiestan los expertos, este cambio beneficiará principalmente a quienes sean capaces de trasladar su consumo a las horas y los días en que los precios son más bajos. ¿Y cuándo ocurre esto? Principalmente a lo largo de la madrugada y durante los fines de semanas y festivos.

Así, el tramo punta es considerado como el más caro; el llano dispone de un precio en realidad intermedio; y finalmente llegamos al valle, el más económico (y el que, en teoría, más interesaría a la mayoría de consumidores).

¿Y cómo se reparten estos tramos horarios a lo largo del día? Toma nota:

  • Punta: comprende de 10:00 de la mañana a 14:00 horas y de 18:00 a 22:00 horas, de lunes a viernes (no festivos).
  • Llano: comprende de 8:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y de 22:00 a 00:00 horas de la noche.
  • Valle: comprende de 00:00 a 8:00 horas en días laborables y se podrá disfrutar de él las 24 horas del día los fines de semana (esto es, sábados y domingos) y festivos, siempre y cuando sean de ámbito nacional. Este tramo tendría un precio un 95% inferior respecto al precio de la potencia del período punta.

De esta manera, con el nuevo recibo, los consumidores van a pagar un precio más elevado en la franja horaria correspondiente al tramo punta (aunque no debemos olvidarnos del tramo intermedio, llano, que también sería bastante caro). Ambos tramos, de hecho, comprenden la mayor parte del día, desde las 8:00 hasta las 00:00 horas

¿Cómo son las potencias?

Ahora, en el caso de la potencia energética, los consumidores podrán contratar dos opciones o modalidades distintas: una específica para los períodos relativos al tramo punta y otra para los períodos valle. Por tanto, es necesario prestar especial atención a los horarios de cada tramo:

  • Punta: de 8:00 a 00:00 horas de lunes a viernes (salvo festivos nacionales).
  • Valle: de 00:00 a 8:00 horas de lunes a viernes y todas las horas de sábados, domingos y, también festivos nacionales. 

Se permitirán dos cambios de potencia gratuitos hasta el día 31 de mayo de 2022. Hasta ahora, los consumidores que deseaban bajar la potencia podían hacerlo una vez al año con un coste de más de 10 euros. Y quienes deseaban subirla debían pagar más de 60 euros por cada kWh de incremento. 

Nueva factura de la luz 2021
Foto: Istock

Eso sí, como manifiesta la propia compañía eléctrica, en caso de que el consumidor no comunique ningún cambio a la compañía comercializadora, se mantendrá la misma potencia tanto en valle como en punta

Es más, los consumidores, a menos que deseen realizar el cambio de potencia, no tendrían que hacer nada, puesto que los nuevos peajes se asignan de forma automática, por lo que el cliente únicamente tendrá que contactar con la empresa del mercado regulado cuando desee cambiar o adaptar la potencia en los diferentes tramos horarios que se ofrecen. 

Otros cambios en la nueva factura de la luz que deberás tener en cuenta

Además de las modificaciones más sonadas tanto en los diferentes tramos horarios como en las dos modalidades de potencias energéticas, el nuevo sistema incluye un cambio de metodología algo más complejo, pero que persigue la finalidad de conseguir que la factura sea más simple, fomentando con ello su mejor comprensión por parte de las familias.

Pero no lo simplifica. Al contrario, lo eleva a un total de cinco bloques diferentes repartidos por:

  1. Energía consumida. Se corresponde con la electricidad que hemos consumido cada mes. Este precio viene marcado por la oscilación del coste de un kilovatio hora en el mercado mayorista.
  2. Peajes. Son costes destinados a pagar la retribución de las redes eléctricas.
  3. Cargos. Dirigidos a la financiación de otros costes del sistema.
  4. Coste del alquiler del contador.
  5. Impuestos. Sobre este recibo recaen el impuesto de Electricidad (5,1%) y el IVA (21%).

Aunque los expertos estiman que los cambios supondrían un descuento mensual de cinco euros para el consumidor medio, no ocurriría lo mismo con los usuarios acogidos en la actualidad a la tarifa de discriminación horaria, que incentiva el consumo en las horas nocturnas (se calcula que serían alrededor de un millón de clientes).

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo