Consejos útiles

Qué hacer cuando nuestro hijo se pierde en casa o en un lugar público

Los niños son inquietos por naturaleza. Y, en ocasiones, pueden acabar perdiéndose. Te explicamos qué puedes hacer cuando, de repente, te das cuenta que tu hijo ha desaparecido en un lugar público o en casa.

Qué hacer cuando nuestro hijo se pierde en casa o en un lugar público
Foto: Istock

Fueron dos segundos. Nos encontrábamos a punto de terminar de disfrutar de un agradable día de playa. De hecho, estábamos recogiendo las cosas. Mientras tanto, nuestra hija mayor (en ese momento tenía 4 años) jugaba con su prima. De repente, pasó un grupo de deportistas haciendo footing y ellas hicieron el amago de hacer lo mismo, aunque pararon a los pocos segundos. Nos reímos con la gracia y seguimos recogiendo las cosas sin quitarles un ojo de encima. 

Pero a los pocos segundos, y al volver a alzar la vista, mi hija simplemente ya no estaba. Pensando que había ido a la orilla a lavarse las manos, dirigimos la mirada hacia allí, pero no estaba. Y aunque mirábamos de un lado para el otro, no estaba. Un nudo en el estómago se abría punzante, a la vez que una terrible jaqueca por el susto empezaba también a aparecer. “¿Dónde estaba?”.

Empezamos a gritar su nombre. Mientras, la gente que se encontraba alrededor nos miraba. Y en esos momentos, apenas 3 minutos, se nos empezaron a pasar mil pensamientos terribles por la cabeza. Nos dirigimos al socorrista para preguntarle, mientras sus abuelos intentaban dar con ella. Encontramos a los chicos que estaban haciendo footing, que ya estaban sentados en círculo estirando.

Hasta que el abuelo la encontró, a lo lejos, a 300 metros de donde estábamos: había seguido con la gracia de correr detrás de los chicos, y cuando estos pararon, en lugar de dar media vuelta se desorientó y siguió caminando hacia adelante. Fueron solo 5 minutos. Unos pocos minutos en los que sentí cómo la vida había cambiado para siempre. Y no puedo imaginar el sentimiento de soledad y miedo que pudo sentir nuestra hija en esos terribles instantes al no encontrarnos…

Como podemos ver, en apenas 2 minutos y en un simple despiste, nuestro hijo/a se nos puede perder en cualquier momento. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿cuál fue tu primera respuesta cuando descubriste que tu hijo había desaparecido? Aunque no tiene por qué haber ocurrido, las estadísticas dicen lo contrario.

Lo cierto es que, si eres como nosotros (y como la mayoría de los padres), lo más normal es sentir terror al imaginar las cientos de cosas malas que le podrían estar ocurriendo a nuestro hijo. Pero como señalan los expertos, es de vital importancia mantener la calma, dado que lo que hagamos primero podría marcar la diferencia entre tener o no un final feliz.

Evidentemente, además de pedir ayuda, es conveniente verificar todos aquellos lugares que pueden representar el mayor peligro para nuestro hijo. Debemos tener en cuenta que un niño pequeño podría ahogarse en cuestión de minutos si se cae en una piscina o en el estanque del patio trasero de casa, por lo que debe ser el lugar donde revisar primero, en lugar del armario o debajo de todas las camas. Pero, ¿qué más podemos hacer?

Cuando nuestro hijo se pierde en un lugar público

Si nuestro hijo/a se pierde en un lugar público, puede ser más fácil pedir y obtener ayuda, especialmente si nos encontramos en un lugar adecuado para los niños, como podría ser el caso de un parque de atracciones, un zoológico o incluso un supermercado.

Debemos pedir ayuda a un empleado cercano, quien con suerte podrá hablar rápidamente con alguien de seguridad, o un gerente, y emitir la alerta.

Qué hacer cuando nuestro hijo se pierde
Foto: Istock

Eso sí, dependiendo de dónde nos encontremos, es conveniente verificar si hay áreas de peligro cercanas, por lo que se recomienda que los próximos pasos a dar sean los siguientes:

  • Verificar cualquier área de alto peligro, incluyendo aquellas zonas donde haya agua (tales como fuentes o piscinas).
  • Acudir a un lugar de reunión designado si el área tiene uno.
  • Llamar a la policía local para obtener ayuda adicional si aún no lo hemos hecho.

Cuando nuestro hijo se pierde en casa

Si tenemos una casa terrera o un dúplex, en ocasiones es posible que nuestro hijo/a juegue en el jardín y salga a la calle. Después de pedir ayuda, incluidos otros familiares que se encuentren en casa o incluso vecinos cercanos, debemos rápidamente:

  • Verificar las áreas consideradas de alto peligro, como una piscina, jacuzzi, estanque, lago o arroyo.
  • Vehículos cercanos.
  • Una nevera o congelador viejo.
  • Una calle con mucho tráfico.
  • Mirar en el interior de los armarios.
  • Consultar con los vecinos con los que nuestro hijo juega o visita con frecuencia.
  • Pedirle a alguien que revise las áreas cercanas de juegos, como podrían ser parques o patios de recreo cercanos.

Qué hacer si continúa desaparecido

Si aún así no podemos encontrarlo, es fundamental llamar a la policía para obtener ayuda adicional. Como señalan las estadísticas, las primeras horas son fundamentales para aumentar las posibilidades de encontrar al niño.

No se deben esperar 24 horas, ni mucho tiempo, si nuestro hijo está desaparecido. Incluso aunque sea un adolescente mayor el que se encuentre desaparecido. Esto significa que no debemos esperar demasiado para denunciar su desaparición a la policía. Y es que cuantas más personas lo busquen, en especial profesionales, mejor.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo