Lo que no debes hacer con tu bebé

Rescatan a un bebé del interior de un vehículo aparcado al sol a 37 grados

Un bebé ha sido rescatado de un coche situado a pleno sol en una conocida calle de la capital española. Podría haber acabado en una trágica desgracia, pero gracias a la acción de varias personas ha tenido un final feliz. No obstante, nos sirve para recordar que nunca debemos dejar a un niño dentro de un vehículo cerrado.

rescate bebé
Fuente: Twitter Agentes de Movilidad de Madrid

Afortunadamente, este suceso que podría haber acabado en tragedia ha quedado solo en un susto. Dos agentes de Movilidad de Madrid han rescatado a un bebé que se encontraba en el interior de un coche aparcado a pleno sol cuando las temperaturas alcanzaban los 37 grados en Madrid.  

El bebé de pocos meses estaba dentro del vehículo estacionado a la altura del número 74 de la conocida calle Serrano. En torno a las cinco de la tarde, por allí pasó un hombre que se dio cuenta de la situación y de lo mal podría acabar. La propia vida del niño estaba en riesgo, así que alertó a unos agentes de la Unidad Norte que pasaban por la zona

Como no localizaban a los padres del pequeño cerca, Israel y Gonzalo, los dos agentes, no dudaron en romper el cristal con una barra de hierro que les ofreció un camionero que también participó en el rescate del bebé, que fue inmediatamente hidratado cuando ya se encontraba a salvo. 

Hasta el mismo punto acudieron sanitarios del Samur-Protección Civil para comprobar que el estado de salud del pequeño era correcto. Por suerte así fue y le dieron el alta en el lugar, ya que no debía llevar mucho tiempo en el coche. Eso sí, en el momento del rescate, que realizaron cinco minutos después del aviso, los agentes recogieron al niño empapado en sudor debido al calor que hacía. 

Tras esto, la madre apareció muy nerviosa y comentando lo que tantas y tantas veces se ha oído en este tipo de ocasiones: “solo era un momento”. Sí, pero un momento por el que podría haberse arrepentido toda la vida

A pesar de que el acontecimiento haya tenido un buen final, nos sirve para recordar que no se debe dejar nunca y bajo ninguna circunstancia a un bebé en un coche. Y muchísimo menos bajo el sol de la tarde y cuando hay tan elevadas temperaturas, ya que, en un vehículo cerrado, la temperatura se incrementa unos siete grados cada cinco minutos

Además, otro punto que debemos recordar es que, para más inri, los más pequeños son especialmente vulnerables a estas situaciones puesto que su temperatura corporal aumenta entre tres y cinco veces más rápido que la de las personas adultas. Esto puede derivar en golpes de calor e hipertermia, sucesos que pueden darse en un tiempo inferior a 20 minutos y que pueden llevar a la muerte en menos de 2 horas

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo