Mascarilla y coronavirus

¿Será posible permanecer al aire libre sin mascarilla desde junio?

Mientras que el Gobierno español ya baraja varias fechas, los expertos coinciden en señalar que no sería una medida adecuada hasta que, al menos, se alcance el 50% de vacunados con pauta completa.

A pesar de que, en su momento, el Gobierno de España descartó la implantación del uso obligatorio de la mascarilla en todo momento en todo el territorio nacional, desde el 21 de mayo de 2020 el uso de este elemento se convirtió en obligatoria durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Así se recogió en la Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 20 de mayo, mediante la que se regulaban las condiciones para el uso obligatorio de la mascarilla. 

Posteriormente, las diferentes comunidades autónomas, a lo largo de todo el verano pasado, aprobaron por su cuenta distintos decretos para que toda la población mayor de seis años de edad las utilizara aún cuando existiera distancia de seguridad.

Así, mientras que la primera comunidad autónoma en decretar esta medida fue Cataluña, después del confinamiento de la comarca del Segrià para evitar la extensión de más de una quincena de brotes (una decisión que fue oficialmente tomada el 9 de julio de 2020), la última comunidad fue Canarias, cuyo Gobierno autonómico anunció el 13 de agosto el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios.

En aquella Orden publicada en el BOE hace más de un año, se establecía que “la presente orden surtirá plenos efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas”. 

Y, como sabemos, el Estado de alarma y sus prórrogas finalizaron oficialmente el pasado 9 de mayo, lo que ha hecho que muchos ciudadanos se hagan la siguiente pregunta: ¿hasta cuándo tendríamos que seguir llevando la mascarilla de forma obligatoria en exteriores? Una pregunta normal y entendible, especialmente si tenemos en cuenta que el 30 por ciento de la población tiene, al menos, una dosis de la vacuna contra la COVID-19 puesta.

Mascarillas al exterior
Foto: Istock

Según parece, el Ministerio de Sanidad ya baraja diferentes fechas, aunque indican que, como mínimo, no podría empezar a plantearse la retirada de las mascarillas en espacios al aire libre antes de que el 50% de la población se haya vacunado contra la COVID-19.

De acuerdo a los cálculos que baraja el Gobierno español, se alcanzaría este porcentaje en algún momento del mes de julio, dentro de apenas un mes. Por lo que, siempre que se cumpla el calendario previsto de vacunación, y además el ritmo de vacunados aumenta, se alcanzaría ese porcentaje de población inmunizada alrededor de la primera semana de julio, momento en el que algo más de 20 millones de españoles deberían haber recibido la pauta completa.

No obstante, la actual Ministra de Sanidad, Carolina Darias, plantea la posibilidad de mantener el uso obligatorio del cubrebocas hasta que se alcance la inmunidad de grupo, lo que significa que sería posible cuando se llegue al 70% de la población vacunada. ¿Y cuándo de alcanzaría esa cifra? Según las estimaciones del Gobierno, sería para el 18 de agosto, cuando supuestamente habría 28 millones de personas vacunadas con la pauta completa en nuestro país.

Castilla-La Mancha se convierte en la primera comunidad autónoma en pedir que no sean obligatorias antes de julio

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ha avanzado que su Gobierno planteará de forma inminente la supresión de la obligatoriedad de llevar mascarillas en los espacios abiertos, algo que pretende que se lleve a cabo antes de que finalice el mes de junio.

A su vez, pedirá que el uso de las mascarillas solo sea obligatorio en espacios cerrados.

Los expertos ven prematuro quitar la mascarilla en exteriores

Muchos expertos consideran que, al menos por ahora, es muy pronto plantear la retirada completa y total de la mascarilla en los espacios al aire libre, especialmente en un momento en el que no termina de consolidarse la bajada de contagios (aunque sí de fallecidos). 

Es más, consideran que no sería muy adecuado plantear el final del uso de la mascarilla como se hizo con el estado de alarma, dado que la medida tendría que venir acompañada con un paquete de acciones

A pesar de ello, muchos expertos coinciden en señalar que lo ideal sería hacerlo cuando la mitad de la población esté vacunada (es decir, el 50% de la población con pauta completa), y siempre que otra variante no nos sorprenda, como podría ser el caso de la variante india B.1.167, que, según parece, ya se encuentra circulando por nuestro país después de azotar al gran país asiático con enorme virulencia.

¿Y en interiores?

A menos que se alcance la tan ansiada inmunidad colectiva (o inmunidad de grupo), en interiores sí debería continuar siendo obligatoria. Aunque los expertos creen que, hacia el otoño, podría convertirse en una medida voluntaria.

En todo caso, y como recuerdan los especialistas, aún cuando sea posible caminar en exteriores sin la mascarilla, es imprescindible tener en cuenta que eso no significará que la pandemia se haya terminado. Al contrario, continuarán existiendo personas vulnerables y, posiblemente, se registren nuevos rebrotes en otoño.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo