Vuelta a las aulas

Si no hay vacuna, en septiembre solo podrán volver a las aulas la mitad de los estudiantes

Se trata de una medida provisional que se barajaría si para la vuelta al cole seguimos sin una vacuna que haga frente a la enfermedad provocada por el Coronavirus. Además, desde Educación se preparan también para un modelo que combinaría las clases presenciales y online.

Aula
Fuente: Istock

El fin de este curso escolar es, cuanto menos, curioso y atípico. El cierre de los centros educativos en el mes de marzo con motivo de la pandemia por coronavirus y las incertidumbres que suma un tercer trimestre sin precedentes, deja a los educadores con poco margen de maniobra.

Pautas a las que ahora se suman también las dudas de cara al inicio del próximo curso. A él se ha referido la ministra de Educación, Isabel Celaá, en una entrevista al diario 20 Minutos en la que ha asegurado, entre otras cosas, que si en septiembre el mundo sigue sin una vacuna que haga frente al virus, las aulas solamente podrían llenarse con un 50% de su capacidad con el fin de garantizar que se cumple la distancia de seguridad también en el ámbito educativo. Es decir, tan solo la mitad de los estudiantes podrían volver a dar clases presenciales en sus centros educativos con un máximo de 15 alumnos por aula, de acuerdo a las palabras de la ministra.

Una medida que ya está contemplada en el plan de desescalada del Gobierno de cara al final de este curso escolar que fija la fase 2 (que entraría en vigor, si todo sigue según lo previsto, el 25 de mayo), para la vuelta a las aulas de los estudiantes de segundo curso de Bachillerato y cuarto de la ESO para hacer clases de repaso. Eso sí, como ya se indica en el plan, todas las clases de más de 15 estudiantes tendrían que reducir su capacidad a la mitad para evitar contagios. Recordemos, igualmente, que en la fase 1 (que entraría en vigor el próximo 11 de marzo), los centros educativos pueden volver a abrir sus puertas para llevar a cabo tareas de desinfección y trámites administrativos.

Un modelo con clases mixtas

La ministra también ha hablado de un nuevo modelo de docencia de cara a esa media capacidad de las clases: “que las aulas estén a la mitad de su capacidad obliga a que una parte de los alumnos estén trabajando presencialmente y otra telemáticamente”. Sin embargo, esto podría abrir, aun más, la brecha digital que se ha visto aumentada con la necesidad de tener conexión a internet de cara a poder seguir trabajando durante el confinamiento. Celaá también ha respondido a la posibilidad del aumento de la misma asegurando que el Gobierno está trabajando para poder proveer de recursos a esos estudiantes con más dificultades. “Hemos visto alumnos sin recursos o que se han visto obligados a tener que compartir ordenador con sus hermanos, pero estamos trabajando para proveer de recursos”, ha aclarado.

Para hacerlo, se seguirían las mismas vías que hemos visto en España desde que se cerraron los colegios en marzo: acuerdos con grandes empresas como Telefónica, tarjetas SIM con datos para acceder a internet o recursos como ordenadores o tabletas, así como otras actuaciones que se están llevando a cabo desde los gobiernos autonómicos, tal y como ha asegurado la ministra de educación. Sin embargo, su preocupación ahora recae en la brecha de la desigualdad: “lo más problemático es la brecha social, porque la pérdida de la escuela presencial ahonda la desigualdad”.

Turnos escalonados para volver a clase

La incipiente vuelta a las aulas de cara al próximo curso escolar supone desplazamientos de familiares con niños que llevan al colegio cada mañana; una cuestión que preocupa a Isabel Celaá si no hay una vacuna que inmunice contra el coronavirus. Por eso, ha hablado de la posibilidad de hacer turnos escalonados para ir a clase: “si todos los niños acuden a la vez no se podrá garantizar el cumplimiento de la distancia de seguridad”.

Además de estas ideas, la ministra de educación también ha hablado sobre la fecha prevista de inicio del curso escolar 2020-2021; algo que depende de las comunidades autónomas, pues son ellas las que fijan el calendario académico teniendo en cuenta que el alumnado debe cumplir, al menos, 175 días de escolarización obligatoria por curso.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo