Calidad educativa

Tejen botas de lana para las sillas de los coles y evitar ruidos a niños con problemas auditivos

Una iniciativa voluntaria busca ayudar a niños con problemas de audición tejiendo botas para cubrir las patas de las sillas e intentar reducir el ruido en las aulas.

Nace una iniciativa de la mano de la Asociación de Personas con Discapacidad Auditiva (Apanah) con el fin de disminuir el nivel de reverberación de las aulas y ayudar a niños con problemas de audición. Su meta en conseguir 5.000 botas de lana en diciembre para calzar las sillas y reducir ruidos.

Trenzando Redes por la Inclusión, así es como se llama esta iniciativa creada por la Asociación de Personas con Discapacidad Auditiva.  El objetivo principal es mitigar la reverberación de las clases al máximo para eliminar posibles barreras comunicativas y que el ruido no acabe interfiriendo en el aprendizaje de los niños con discapacidad auditiva u otros trastornos comunicativos.

Anto Noya, trabajadora social de Apanah, ha asegurado que el ruido ambiental que se crea en las aulas cuando las sillas se mueven aísla y complica el seguimiento de la clase para los niños y jóvenes que padecen alguna discapacidad en su audición.

mujeres
Fuente: Facebook Ayuntamiento de Petrer

Bajo esta premisa, van a colocar las botas de lana que elaboren los voluntarios en las patas de las mesas y las sillas para intentar reducir así el ruido que producen al moverse. La meta es lograr tener disponibles 5.000 “botitas” de lana para el 3 de diciembre, coincidiendo con el Día de las Personas con Discapacidad. De esta forma se conseguirá cubrir el mobiliario de las aulas de los colegios de las localidades cuyos ayuntamientos participan en la propuesta.

Y es que, además también colabora el Ayuntamiento de Elda y la Obra Social de Caixapetrer, la misma que ha elaborado un manual con las instrucciones para tejer las botas en cuestión. De hecho, para elaborar las botitas se puede recoger la lana gratis en la oficina de turismo (Tourist Info) de Petrer o en la propia sede de Apanah.

La iniciativa servirá para concienciar

Según Irene Navarro, la alcaldesa de Petrer, la iniciativa no solo ayudará a los pequeños que padezcan alguna afección auditiva, sino que también servirá para que todos los alumnos tomen conciencia del problema que implica para algunos estudiantes estos ruidos que se producen cuando se mueven sillas o pupitres, por ejemplo.

Por eso, gracias a las botitas de lana con las que calzar las patas, se reducirá la contaminación acústica que pueda haber en las aulas. Siempre buscando el objetivo de aumentar la calidad de la educación de todos los alumnos. Ya que, en caso contrario, estos niños podrían acabar padeciendo problemas de atención, alteraciones del sueño, estrés, nerviosismo, falta de motivación y alteración de su capacidad lectora, entre otros.

No es de extrañar que una vez puesto en marcha haya tenido una buena acogida el proyecto. Esperemos que con la colaboración de todos puedan lograr un objetivo de tanto provecho como el que busca esta iniciativa.

Continúa leyendo