Pequeño arqueólogo

Un niño encuentra una cuenta de oro de más de 3.000 años en Jerusalén

Desde luego que este niño ya puede decir que ha conseguido hacer un auténtico hallazgo: a sus nueve añitos ha descubierto en Jerusalén una pieza de oro de más de 3.000 años y, aunque ha tenido que ser unos meses más tarde, se puede decir que se ha convertido en un todo un pequeño arqueólogo.

niño cuenta oro
Fuente: The Temple Mount Sifting Project

Binyamin Milt, así se llama un pequeño de 9 años que ha descubierto ni más ni menos que una cuenta de oro de más de 3.000 años de antigüedad mientras participaba en un proyecto de arqueología.

Durante los últimos años, cada verano, un equipo de voluntarios se dedica a excavar el Monte del Templo en la ciudad vieja de Jerusalén, en Israel. Y es gracias a ello que el Proyecto de Cribado del Monte del Templo es conocido por descubrir miles de objetos de un valor arqueológico bastante alto.

En la campaña de 2020, hubo un día intenso en especial, en el que numerosos voluntarios acudieron para ayudar a tamizar la tierra excavada. Fue allí donde Binyamin encontró una pequeña pieza que entregó al arqueólogo encargado de supervisar los hallazgos. El experto, al ver el casi perfecto estado en el que se encontraba el objeto, pensó que se trataba de una pieza actual y ni siquiera la fotografió, ni apuntó quién la había descubierto.

No obstante, una vez pasadas las restricciones más grandes derivadas de la pandemia, cuando los investigadores pudieron revisar la última campaña, se percataron de la excepcionalidad que tenía la susodicha pieza hallada por el niño de nueve años. Se trata posiblemente de un abalorio de oro de la época del Primer Templo, un período de hace más de 3.000 años.

cuenta oro
Fuente: The Temple Mount Sifting Project

El pequeño objeto en cuestión tiene forma de cilindro, un agujero en el centro y está fabricado con cuatro capas, cada una de ellas formadas por pequeñas bolas de oro unidas entre sí simulando una flor. Mide unos 6 milímetros de ancho y 4 de alto, pero su importancia es inmensa y su estado, excelente. Esto es porque al estar hecha de oro, como es un metal precioso que no se empaña ni se oxida, se ha conservado perfectamente bien, casi como si hubiera salido de la fábrica ayer mismo.

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo