Campamento de verano

Un niño llegó del campamento y… ¡su madre se encontró con esta sorpresa!

Una madre publicó un tuit que se hizo viral al contar lo que encontró en la maleta de su hijo tras pasar dos semanas en un campamento de verano.

Llegan las vacaciones de verano y con ellas los famosos campamentos. Los niños se separan de su familia para pasar unos días increíbles en los que además de hacer amigos y disfrutar de numerosas actividades, aprenderán a arreglárselas solitos sin ayuda de sus padres. Claro que, en múltiples ocasiones, la ausencia de papá y mamá se nota y, si no, que se lo digan a Lydia.

Esta madre se llevó una "divertida" sorpresa hace unos días cuando su pequeño Lucas de 8 años regresó a casa después de haber estado durante dos semanas en un campamento de la sierra madrileña. Tan peculiar fue lo que encontró en el equipaje de su hijo que decidió compartirlo a través de Twitter y otros muchos papás se sintieron plenamente identificados con la situación que vivió Lydia.

Resulta que cuando se dispuso a deshacer la maleta del niño, se sorprendió al comprobar que de los 12 calzoncillos que Lucas se había llevado al campamento… ¡Únicamente había utilizado uno! Los once restantes estaban limpitos e intactos.

“Mi Lucas (8 años) ha estado dos semanas de campamento en la sierra madrileña. Ha regresado con 12 calzoncillos. ¡¡Once de ellos sin usar!!”, escribió Lydia en un tuit junto a una fotografía de la ropa interior que no se usó. La publicación cuenta ya con casi 8.000 ‘Me gusta’. Y, es que, la graciosa anécdota provocó la reacción de otros padres usuarios que no dudaron en compartir también sus propias experiencias personales con sus hijos.

Así, por ejemplo, María comentó que su niño Jaime de 11 años pasó 2 semanas en Asturias y también volvió con 12 de los 15 calzoncillos limpios. Además, perdió una toalla, la gorra y la cantimplora y reconoció que no se duchó ni un solo día. ¡Vaya tela! Otra madre, Natalia, reconoció haber asumido que los niños eran así: “todos hacen lo mismo. Después de 5 años enviando a mis hijos a campamento, les pongo la mitad de la ropa recomendada. Parte de ella va a la basura a su vuelta, no merece la pena ni lavarla”.

“No te molestes en lavarlo. Quémalo”, “¿se lo quitaste con espátula?”, “lo habrás tenido que incinerar” o “tu hijo no fue a un campamento, fue a Supervivientes” fueron algunas de las reacciones más chistosas al tuit de Lydia. Había quienes miraban con humor el lado positivo de no usar calzoncillos: “tu Lucas mira por el bien del planeta. Él ha sobrevivido y tú no gastarás ni agua ni detergente”, opinaba Laura.

Otro de los problemas más comunes de irse de campamento que muchos papás expusieron en la red social es que no es extraño que los niños traigan ropa de otros compañeros y, de la misma forma, pierdan la suya propia. Por esta razón es importante que los papis etiqueten muy bien cada prenda.

Desde luego, queda demostrado que los pequeños son unos auténticos desastres y, a veces, un pelín guarretes cuando de irse fuera de casa sin su familia se trata. Por eso, aunque los niños no lo comprendan del todo e ignoren el asunto, debemos intentar hacerles ver lo importante que es mantener una buena higiene para no coger ningún tipo de infección u otras enfermedades.

Continúa leyendo