Lucha contra el cáncer

Un niño vence un cáncer de retina gracias a un virus modificado que ataca a las células malignas

Un virus oncológico pionero a nivel internacional consigue que un niño venza un cáncer de retina. Ha sido desarrollado por profesionales del Hospital Sant Joan de Déu y la compañía biotecnológica VCN Biosciences y ha logrado con éxito que el pequeño no quedara totalmente ciego.

Félix se ha convertido en el primer niño del mundo en vencer un cáncer de retina gracias a una terapia en experimentación basada en un virus modificado genéticamente. El tratamiento ha sido desarrollado por investigadores del Hospital Sant Joan de Déu y la compañía biotecnológica VCN Biosciences, empresa de Grifols, y ha evitado que el pequeño quedara totalmente ciego.

Todo empezó cuando este niño apenas tenía unos cuatro meses y sus padres se dieron cuenta de que tenía un reflejo blanco en el ojo. Preocupados, lo llevaron al pediatra. Después de que el menor se sometiera a algunas pruebas, finalmente, le diagnosticaron retinoblastoma bilateral, un tumor maligno de la retina, el más frecuente entre la población infantil y que afecta a 8000 niños del planeta, de los que, un 11 % tiene menos de un año de edad.

Tras el diagnóstico, Félix tuvo que recibir quimioterapia intraarterial y desgraciadamente, también perder un ojo. Con el fin de salvar el ojo que le quedaba, viajó con su madre de Venezuela a Barcelona para someterse a dicho tratamiento. Sin embargo, el equipo de Sant Joan de Déu comprobó que el tumor dejaba de responder ante los tratamientos convencionales y fue por eso que recomendó a la familia que el niño participase en un ensayo clínico que evaluaba la seguridad y eficacia del virus oncológico VCN-01 contra este cáncer.

hospital
Fuente: Hospital Sant Joan de Déu

Y es ahora, prácticamente dos años después, cuando ha logrado convertirse en el primer niño en superar un cáncer de este tipo gracias a esta terapia pionera.

La terapia en cuestión consiste en inyectar dentro del ojo afectado por el tumor un virus modificado genéticamente que se encarga de seleccionar, atacar y destruir las células cancerígenas dejando indemnes las sanas. El desarrollo de este nuevo tratamiento es el resultado de 5 años de investigación que hace un año fue incluso portada de la revista Science Translational Medicine y obtuvo uno de los reconocimientos más prestigiosos de la oncología pediátrica mundial: el premio Odile Schweisguth.

Félix tendrá que hacerse controles cada mes hasta que sea mayor para asegurarse de que el tumor no aparece. Eso sí, por el momento puede afirmar que está libre de enfermedad y mantiene un 30 % de visión, el que le permite tener una vida con bastante normalidad. Además, puede decir que su caso ha permitido demostrar por primera vez la eficacia terapéutica del virus oncológico VCN-01, aunque este aún necesita de más pacientes para confirmar que la dosis es la mejor para garantizar la eficacia.

Continúa leyendo