Casualidades y milagros de la vida

Una mujer da a luz a cuatrillizos tras una cirugía cerebral durante su embarazo

Saber que estás embarazada ya es una explosión de sentimientos y sobre todo cuando se trata de ni más ni menos que un embarazo múltiple de cuatrillizos. Pero… ¿cómo de impactante tiene que ser enterarte de esto y poco después saber que tienes un tumor cerebral? Descubre la historia de Katie Sturm.

cuatrillizos familia
Fuente: Facebook Katie Sturm

Recibir la noticia de un embarazo ya es emocionante de por sí, pero imaginemos por un momento lo impactante que tiene que ser estar embarazada y estarlo, además, de cuatrillizos. Sí, si ya es algo difícil de digerir al principio, imaginemos también lo que tiene que ser descubrir solo dos semanas después de enterarse de esto, que tienes un tumor cerebral y que debes pasar por quirófano.

Esta es la historia de Katie Sturm, una mujer de Texas, Estados Unidos, que al poco de confirmar que estaba embarazada, se enteró de que padecía una enfermedad grave que le obligaba a operarse para superarla.

 

La mujer estaba embarazada de tres meses cuando de repente, mientras se encontraba trabajando, sufrió una convulsión. La trasladaron al Hospital UT Southwestern y fue allí donde le diagnosticaron un tumor en el cerebro.

Lógicamente parecía algo difícil de creer pues, prácticamente nada más enterarse de la feliz noticia del embarazo aparecía esta otra tan terrible.

No obstante, podemos decir que la historia ha tenido un más que buen desenlace, pues tras extirpar el tumor, dieciocho semanas después de la intervención y sumándole la situación de plena pandemia por coronavirus, llegaron al mundo sus cuatro bebés sanos y salvos.

Los niños nacieron el 3 de julio mediante cesárea a las 32 semanas de embarazo en un parto sin complicaciones y en el que estuvieron involucradas más de 20 personas entre doctores, enfermeros y demás personal médico.

“El parto no podría haber ido mejor. Después de toda la preparación de rutina y otras precauciones, todo ocurrió sin ningún contratiempo. Los cuatro bebés nacieron sanos”, así aseguraba Patricia Santiago-Muñoz, especialista en embarazos de alto riesgo y una de las que participó en este nacimiento.

Pero además de todo esto, el propio embarazo ya era asombroso por sí solo. Se trataba de un embarazo múltiple y Katie concibió a los bebés de manera natural. ¿Por qué asombroso? Porque a los 16 años le habían diagnosticado insuficiencia ovárica primaria y le habían asegurado que no podría tener hijos biológicos. Por ello, que se diera una situación así solo podría ocurrir en uno de cada 700.000 casos.

Está claro que a veces ocurren milagros porque lo de no poder tener hijos biológicos no podía estar más alejado de la realidad: aparte de los cuatro recién llegados, Katie y su marido, Chris Sturm, ya tenían otro hijo de tres años llamado Ryan. Un pequeño que ha pasado de ser hijo único a tener cuatro hermanitos: Austin, Daniel, Jacob y Hudson.

Es indudable que la vida puede sorprendernos de muchas formas y en cualquier momento. Por eso quedamos con las palabras de esta auténtica madre luchadora: "Supongo que Dios no me daría cuatrillizos si no quisiera que estuviera cerca de ellos", comentó Katie al medio estadounidense NBC12.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo