Ahogamiento infantil

Una niña casi se ahoga tras comer un nugget de pollo de McDonald’s cuyo relleno era una mascarilla

Imagina que un acto tan cotidiano como ir a recoger comida en un restaurante, llevarla a casa y que los niños la coman pudiera desembocar en una verdadera tragedia. Una niña de seis años casi acaba ahogándose al comer un nugget de pollo de McDonald’s con un inesperado ingrediente: una mascarilla quirúrgica.

Laura Arber, una mujer de 32 años, decidió acudir con sus hijos a uno de los restaurantes McDonald’s, en Reino Unido, para recoger algunos menús. No hubo nada fuera de lo normal hasta que volvieron a casa y comenzaron a comer. De repente, se dio cuenta de que su hija de 6 años se estaba ahogando

Solo había ingerido un nugget de pollo, lo que nadie se esperaba es que en su interior hubiese un “ingrediente” como el que encontraron: una mascarilla quirúrgica

Tal y como cuenta la madre a la BBC, tuvo que meter los dedos en la boca de la pequeña para ayudarla a expulsar la comida. Al principio, no pudo ver lo que era, por lo que miró dentro de la caja y vio como había algo azul que sobresalía de otra de las piezas de carne. “Era una mascarilla, cocinada, como si fuese un chicle. Asqueroso. Si no hubiese estado en la habitación, no sé lo que hubiese sucedido”, ha comentado Laura a la mencionada cadena. 

Tras lo ocurrido, regresó de inmediato al establecimiento de comida rápida de Aldershot, en Reino Unido, para hablar con el encargado. El responsable le explicó que los nuggets son precocinados y no se elaboran en sus cocinas.

La conocida franquicia ha querido dar explicaciones y ha asegurado que desde que se enteraron de lo sucedido se abrió la investigación correspondiente con el proveedor de los susodichos entrantes y que se han tomado las medidas necesarias para que cualquier producto de dicho proveedor sea retirado de sus restaurantes

 

 

Uno de los portavoces de McDonald’s ha señalado: “Nos gustaría pedir disculpas a esta clienta en cuestión y dejar claro que actualmente están en conversaciones con nuestro departamento de atención al cliente”. Desde la multinacional se han disculpado así y han insistido en que reforzarán los controles de calidad, y es que, como dicen “la seguridad de la comida es de suma importancia para la empresa".

Así puede que sea, pero también es cierto que si la madre no llega a haber estado con Maddie, la niña protagonista, y no hubiera actuado de forma rápida, este hecho, además de bastante desagradable, podría haber terminado en una desgracia

Afortunadamente, ha quedado en un susto y nos sirve para recordar la importancia que tiene una buena supervisión de los niños más pequeños y de a quién le dejamos su cuidado.

Continúa leyendo