Vuelta al cole

Vuelta al cole: más de la mitad de los profesores considera que los colegios no están preparados para abrir en septiembre con seguridad

¿Están los colegios españoles preparados para la vuelta al cole en septiembre ofreciendo seguridad tras el escenario planteado por la pandemia? Conocemos la opinión de los profesores y directores de centros escolares.

vuelta al cole
Foto Istock

En este momento todos pensamos, después de un largo confinamiento, en el verano y en ir adaptándonos a la “nueva normalidad”. Sin embargo, septiembre está a la vuelta de la esquina y el escenario de reapertura de los colegios se presenta incierto y genera dudas.

Los pasados 24 y 25 de junio tuvo lugar el RE.SCHOOL Forum, un encuentro virtual con más de 4.000 asistentes, todos ellos directores de colegios o profesores de primaria y secundaria provenientes de 43 países, principalmente España, México, Estados Unidos, Argentina y Perú. En este encuentro se analizó la situación de la educación y de los centros escolares tras la pandemia y se abordaron los aspectos relativos a la vuelta al cole en septiembre, un retorno marcado por la incertidumbre y los retos.

El objetivo de este encuentro es la creación de re.school/idealab, un laboratorio de ideas que pretende crear entre todos los participantes el retrato robot del colegio en la era post COVID-19. La idea es poner en común las propuestas e iniciativas que han ido poniéndose en práctica en diferentes colegios para hacer frente a la nueva situación y que pueden servir de inspiración y ayuda a otros colegios.

Los profesores tienen dudas sobre la educación a partir de septiembre

En dicho encuentro los profesores fueron consultados acerca de cómo creen que será la enseñanza a partir de septiembre y el 66,6% afirmó que piensa que será híbrida, es decir, combinando sesiones presenciales con otras online.

Sin embargo, hay un dato más preocupante, ya que el 50,3% cree que, a menos de tres meses de la reapertura, su centro educativo no está preparado para afrontar cualquier escenario que se pueda presentar.

Los organizadores de este encuentro, Sven Huber y Cristina Puig, dos de los emprendedores de más éxito del ecosistema educativo español, constatan que “en base a las cifras obtenidas en las encuestas y al análisis de los comentarios de los asistentes durante las ponencias, todavía existe un alto nivel de inseguridad de cara al futuro. Desarrollar un modelo de colegio muy flexible que responda de forma ágil a cualquier situación sanitaria se convierte en un elemento imprescindible para los equipos directivos de los centros. Como sociedad, no podemos permitir que se pierda otro trimestre, o incluso, todo un año escolar.”

Propuestas de cara al próximo curso

Esta reunión también ha tenido un lado práctico y muy productivo en el que los profesionales del sector de la educación han tratado de plantear opciones y alternativas para abordar la vuelta al cole con mayor seguridad y con propuestas en diferentes ámbitos:

- Higiene, limpieza y flujo de alumnos

Los profesores advierten de la importancia de que el colegio controle los flujos de alumnos durante la jornada escolar presencial, no solo a la entrada y a la salida, también durante los cambios de clase y el recreo, por lo que consideran fundamental aumentar las medidas de higiene y habilitar espacios comunes dentro del centro que permitan trabajar de manera independiente.

- Vuelta de tuerca a la enseñanza

En este encuentro de docentes se han planteado diferentes escenarios posibles durante el próximo curso y tanto colegios como profesores deben estar preparados para ellos. Ante esas posibles situaciones se han ofrecido estos modelos de enseñanza:

  • Establecer un trimestre 0. Las primeras semanas se usan para resumir y afianzar los contenidos clave del curso anterior. Tras el análisis de la situación, se plantean diferentes itinerarios para trabajar y consolidar los aprendizajes clave de este curso.
  • Apostar por un modelo híbrido (online y presencial) dentro del colegio o en confinamiento en función de la estructura del centro, del tipo de alumnado y de la situación sanitaria local concreta.
  • Organizar la enseñanza mediante un sistema tutorizado con diferentes porcentajes de tiempo dedicados a la enseñanza en modelo clásico (profesor/alumnos) y al trabajo individual o en equipo de duración variable.
  • Establecer el modelo de evaluación en trabajo por proyectos con un diseño inicial de proyectos por ámbitos en el que se pueden incluir tanto modelos híbridos como sistemas tutorizados.

Lógicamente, la tecnología ha tenido un gran protagonismo en todas estas propuestas, pero en base a la experiencia de estos meses, los profesionales advierten que deben cambiar algunos aspectos: la conectividad requerida debe ser mínima, la herramienta utilizada debe ofrecer resultados medibles y el profesor debe aprovechar sus ventajas para ofrecer itinerarios personalizados para diferentes velocidades de aprendizaje.

- Contenido y temario

En este encuentro los profesores y directores de centros escolares se han mostrado de acuerdo ante la evidencia de que se deben revisar los temarios y pensar en un currículum evolutivo; huir del temario cerrado, asumir que quizá no se pueda terminar de impartir todos los temas y, por tanto, reducir el temario si es necesario. El uso de la tecnología sí deberá asegurar el aprendizaje de la columna vertebral de la enseñanza, las matemáticas y la competencia lingüística, pero aseguran que ante la nueva realizad es importante la forma de ofrecer los contenidos y enseñar mucho más allá del mero contenido, dando importancia a las  emociones y a la cercanía con los alumnos.

- Comunicación con las familias y brecha digital

La situación que hemos vivido estos meses ha opuesto de manifiesto la importancia de la buena relación entre docentes y familias, por lo que se aboga por una comunicación clara con horas de tutoría marcadas y mucho acompañamiento para conocer la realidad de cada familia y tratar de adaptarse a ella. Además, el colegio deberá paliar la brecha digital con recursos u ofreciendo infraestructura, por ejemplo, de hibridación dentro del propio centro.

- Bienestar de los docentes

También se ha abordado la gran carga de trabajo que han tenido los profesores en esta situación y se ha señalado la importancia de que los equipos directivos velen por el bienestar de los profesores, además de ofrecerles formación y herramientas necesarias.

No podemos dejar de agradecer y reconocer la labor de los profesores que, de un día para otro, han debido aprender a enseñar de una manera diferente, en muchos casos sin tener ni las herramientas ni la preparación necesaria para ello.

La vuelta al colegio genera incertidumbre ante el escenario que ha marcado la COVID-19, por eso, estar preparados y saber anticiparse será clave para que la educación de los niños no se deje a la improvisación.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo