¿Lo retrasará Omicron?

La vuelta al cole, ¿se retrasa el regreso a las aulas en enero?

Los testimonios de los diferentes dirigentes autonómicos, el silencio de otros y la reunión entre el gobierno central y los autonómicos el próximo 4 de enero justifican la incertidumbre creciente en las familias con hijos en edad escolar.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Muchos padres y madres se huelen desde el final de las vacaciones escolares que, ante el aumento de contagios de la COVID-19 por la variante Omicron, la vuelta a los colegios puede sufrir un retraso. Son varios los indicadores que justifican esta incertidumbre en las familias con hijos: el más importante, que ningún político niega tajantemente que no vaya a ser así.

De hecho, lo que se sabe a estas alturas de la película es que el próximo 4 de enero se celebrará una reunión intersectorial de los ministros de Sanidad, Educación y Universidades con los consejeros de educación de los distintos gobiernos regionales. El objetivo de esta reunión entre gobierno central y autonomías es analizar la vuelta al cole. 

Desde el gobierno central, a fecha 30 de diciembre, la única declaración pública al respecto ha llegado por parte de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que ha defendido el modelo presencial pero no ha asegurado que se vaya a mantener en enero. “El modelo educativo de presencialidad en las aulas es un éxito y es el modelo del Gobierno de España, porque las aulas son espacios seguros”, ha dicho.

La reunión del 4 de enero es determinante

El diario El País informa, citando fuentes del Ejecutivo, que no es descartable que cambie el protocolo escolar si el aumento vertiginoso de casos sigue creciendo, cosa que por otro lado parece probable teniendo en cuenta la evolución epidemiológica del año pasado tras las fiestas navideñas. El diario El Mundo, por su parte, ha consultado a los distintos gobiernos autonómicos y su conclusión en función de las 17 respuestas obtenidas es similar a de El País: no hay intención a día de hoy de retrasar la vuelta a las aulas. Pero esto puede cambiar tan pronto como se conozcan la evolución de la situación sanitaria después de Nochevieja y en función de lo que suceda en la mencionada reunión del día 4 de enero.

Algunas autonomías han expresado en público sus posturas compartidas con el citado periódico. Es el caso de Catalunya, cuya secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, se ha mostrado partidaria de que los colegios abran “con normalidad” el 10 de enero. También los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el vicepresidente de la Junta de Extremadura, Juan Antonio González, han defendido esta postura, al igual que la consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez. Pero hay testimonios que llegan desde otras autonomías que no son tan firmes, y eso es lo que hace que cada vez sean más familias los que tengan la mosca detrás de la oreja.

Incertidumbre ante el cambio de fechas

En las últimas horas, por ejemplo, ya ha habido un gobierno autonómico que ha reconocido públicamente que tomará una decisión sobre la vuelta a las aulas “con pocos días de antelación”. Estas son palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso, cuyo gabinete estudia la vuelta a la semipresencialidad ante el repunte de casos en la región. Cabe recordar que la Comunidad de Madrid ya retrasó el año pasado la vuelta a las clases después de Navidad, si bien en aquella ocasión fue por los efectos del temporal Filomena. 

Esta posición de la Comunidad de Madrid es compartida por la Región de Murcia a tenor de lo dicho por su consejero de Salud, Juan José Pedreño, que opta por esperar a comprobar la evolución de los datos epidemiológicos para tomar una decisión sobre la vuelta a las aulas. 

Por lo tanto, no hay otra opción para las familias que mantener abierta la posibilidad de que los niños y niñas no vuelvan al cole el día 10 de enero porque ningún escenario es descartable. El día 4 de enero, después de la reunión entre el gobierno central y las autonomías, tendremos mayor certidumbre acerca de lo que ocurrirá con el curso escolar después de la Navidad. 

Reacciones en las redes sociales

De momento, lo que sí está ocurriendo es una reacción en cadena en las redes sociales, donde cada vez son más y más claras las voces que denuncian que el retraso de la vuelta a las aulas sea una medida a contemplar en la actualidad. 

Por ejemplo,  el pediatra Alberto-Garcia Salido ha sido contundente al respecto: “Que en enero de 2022, y con lo que sabemos, lo primero que se va a considerar como útil para bajar contagios sea cerrar los colegios debería hacernos reflexionar”, dice el pediatra en Twitter. “Miramos a los colegios, algo que entiendo, porque quizá no interesa/compensa ver lo demás”, añade.

Otro ejemplo es el Club Malasmadres, que se está movilizando en las redes sociales para que todos los padres difundan una imagen con el lema “Las niñas y los niños no se cuidan solos”.

Todo esto coincide con la campaña de vacunación en los niños y niñas de 5 a 11 de edad, que sigue avanzando a buen ritmo en estas fechas de vacaciones escolares, por lo que muchos padres no ven necesario el retraso del regreso a las aulas. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo