Una enfermedad sin cura

Un niño de 6 años podrá caminar gracias al primer exoesqueleto infantil del mundo (y ha sido en España)

Los avances científicos están de enhorabuena. Acaba de estrenarse el primer dispositivo robotizado que permite caminar a niños con problemas de movilidad como es el caso de la atrofia muscular espinal, una enfermedad sin cura.

El primer exoesqueleto infantil del mundo se estrena en un hospital de Barcelona. El niño de 6 años padece atrofia muscular espinal (AME), una enfermedad degenerativa que en España afecta a uno de cada 10.000 bebés. El dispositivo, de 12 kilos de peso y fabricado con aluminio y titanio, está diseñado para ayudar al paciente a caminar, en algunos casos por primera vez. El exoesqueleto posibilitará a niños con atrofia muscular espinal, llevar a cabo una nueva terapia, suponiendo una ayuda técnica a la movilidad espacial y al entrenamiento de la marcha.

El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha sido el primero en probar el primer exoesqueleto infantil del mundo para la atrofia muscular espinal, desarrollado por Marsi-Bionics, en colaboración con el CSIC, el centro hospitalario y patrocinado por Escribano Mechanical & Engineering, a través de la logística solidaria de Fundación SEUR, ha hecho entrega de este 'Exoesqueleto Atlas 2020'.

Además, también se utilizará en hospitales como terapia de entrenamiento muscular para evitar los efectos colaterales asociados a la pérdida de movilidad propia de esta enfermedad. La tecnología, que ya ha sido patentada y licenciada conjuntamente por el CSIC y su empresa de base tecnológica Marsi Bionics, se encuentra en fase preclínica.

Se espera que en el futuro haya un exoesqueleto para cada enfermedad. De hecho, un nuevo consorcio liderado por Marsi Bionics en el que colaboran Escribano, el Hospital Sant Joan de Déu, el CSIC y Eurecat, está ya trabajando en un nuevo exoesqueleto para otra enfermedad neuromuscular, la más frecuente en la infancia: la distrofia muscular de Duchenne.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha presentado hoy el primer exoesqueleto del mundo dirigido a niños con atrofia muscular espinal, una enfermedad degenerativa que en España afecta a uno de cada 10.000 bebés. El dispositivo, de 12 kilos de peso y fabricado con aluminio y titanio, está diseñado para ayudar al paciente a caminar, en algunos casos por primera vez. Además, también se utilizará en hospitales como terapia de entrenamiento muscular para evitar los efectos colaterales asociados a la pérdida de movilidad propia de esta enfermedad. La tecnología, que ya ha sido patentada y licenciada conjuntamente por el CSIC y su empresa de base tecnológica Marsi Bionics, se encuentra en fase preclínica.

Continúa viendo nuestras galerías