Paternidad

7 técnicas con las que me aseguro ser un padre comprometido

3 minutos

Hace no pocas generaciones el papel del padre se limitaba -sin querer esto decir que fuera poco- a mantener económicamente a su familia. Esto ha cambiado con los años y nos encontramos ante una nueva forma de entender la paternidad.

padre hijo

Sé el primero en levantarte

No es fácil, sabemos que los hijos son pequeños despertadores y que sus relojes se activan mucho antes que los nuestros. Pero incluso aunque te limites a levantarte solo unos minutos antes que ellos te permitirá tomarte un café y empezar a organizar el día, lo que significa que podrás sentir que tienes todo un poco más bajo control. Además, así también evitarás minutos innecesarios delante de tele o táblet para tus hijos.

Asegúrate de dormir lo suficiente

Para poder llevar la primera técnica a cabo debes asegurarte de que has tenido las suficientes horas de sueño decente durante la noche anterior. Es fácil "culpar" de nuestro cansancio a la energía vital infantil de nuestros hijos pero no irte a la cama a una hora adecuada es otra de las razones del mismo.

Socializa durante sus siestas

Cuando estamos en casa, los momentos de la siesta de nuestros hijos son nuestro "tiempo libre" y podemos utilizarlo para limpiar o cocinar pero también para aprovechar y ver esas dos horas a nuestros amigos. Invítalos a un temprano almuerzo o aperitivo en casa, tú desconectas del trabajo de papá y te podrás poner al día y reconectar con tus colegas. Tener a los que quieres a tu alrededor también te hace una mejor persona.

Rodéate de gente

Los niños son niños y, por tanto, pueden crear un caos en tan solo dos minutos. Si compartes las experiencias de tus hijos con otras personas, sus pequeños destrozos como tirar un rollo entero de papel del wc en el inodoro pueden llegar a ser grandes fuentes de distensión y risas y reducirá las ganas de gritar al pequeño, ya que buscarás el lado cómico de las cosas antes de dejarte poseer por el espíritu del "¿¿Pero cómo has podido hacer esto??".

Apaga tu teléfono móvil

La distracción que nos producen los móviles es tentadora pero serás mejor padre si le prestas esa atención a tu hijo, aunque este esté jugando solo con sus coches. Cuando tienes el móvil apagado es más probable que te aburras y, si te aburres, hay más posibilidades de que te lances al suelo a jugar con el pequeño.

Planifica las cosas con tiempo

La paternidad puede llegar a convertirse siempre en un acción-reacción sino pensamos con anterioridad las cosas. Y las consecuencias de no estar preparado puede llegar a hacerte sentir impotente. Haciendo una pequeña lista de objetivos factibles para el día y, a continuación, trabajar hacia ellos es realmente necesario, aunque no lleguemos al final del día con todo cumplido al menos habremos hecho parte y eso, siempre, es mejor que nada.

Haz ejercicio

La paternidad es un trabajo también físico por lo que deberías entrenar para ello como lo harías si fueses a correr una maratón. No hace falta tener la mejor forma del planeta pero asegúrate de que haces algo de ejercicio de manera regular y constante.

 

Fuente: Fatherly 

 

Etiquetas: consejos para padres, familia, hijo, hijos, padre, padre primerizo, padres, paternidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS