Ser madre

La maternidad, ¿un cuento de hadas?

2 minutos

Si piensas que la maternidad idílica no existe pero que aún así esta locura maravillosa merece la pena, no te puedes perder el número de agosto de Ser Padres. Ya está a la venta.

editorial_Ser Padres

"A mí nadie me había avisado de esto", "¿por qué no contáis lo difícil en vez de presentar la maternidad como un camino de rosas?". A veces nos escriben lectoras un poco indignadas pidiendo que "hagamos el favor" de contar la verdad –no tan bonita– de ser madre. Hoy proliferan los blogs, grupos, artículos en revistas (en Ser Padres lo hacemos mucho) que ironizan sobre la maternidad idílica, que presentan este mundo tal y como es, con sus luces y sombras, y a las madres como seres humanos normales, no superwomen, que pasan sus bajones, sus ganas de llorar (te recomiendo el tema "Maternity blues", en la página 34 de Ser Padres de agosto) e incluso que se plantean cosas como: "¿Quién me mandaba a mí, con lo a gusto que vivía yo antes?". 

Porque sí, es cierto que la crianza es difícil, que los pocos ratos en los que el bebé no duerme tú tampoco porque a cada ruidito te asomas a la cuna para ver si sigue respirando, que solo sabes hablar de cacas, calostros y demás grandezas de la maternidad, que lloras con cualquier noticia un poco mala, que matarías a tu pareja cuando no oye llorar al niño por la noche, que los mil consejos que te dan esas amigas que te caían tan bien hacen que te apetezca bloquearlas en tus contactos del móvil, que lo único que quieres es un fin de semana para ti sola, sola, sola en un hotel insonorizado con una cama para poder dormir 48 horas seguidas, que sueñas con el día que ese ser tan frágil deje de serlo...

Vale, vale, hay mil y un motivos para quejarte de esta etapa, pero dime: ¿realmente la cambiarías? ¿De todas estas madres "indignadas" porque nadie les había contado de qué iba todo esto, cuántas darían marcha atrás? Me atrevo a aventurar que ninguna. Porque esta locura es lo más maravilloso e increíble del mundo. Y esa es la verdadera realidad. 

 

Etiquetas: bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS