Nueva pareja

Cómo presentar tu nueva pareja a tu hijo

Has empezado una nueva relación pero no sabes cómo se lo tomará tu hijo… La psicóloga Mercedes Bermejo te expone los diferentes pasos que debes llevar a cabo, así como las reacciones del pequeño que debes tener en cuenta.

Cuando el niño sufre la separación de sus padres, bien porque alguno de ellos ha fallecido o bien porque ambos han decidido divorciarse, hay que estar especialmente sensibles al desarrollo emocional del pequeño. Esta atención debe reforzarse aún más cuando los progenitores deciden rehacer sus vidas empezando una nueva relación. Sin embargo, muchos padres, llegado el momento, no saben cómo presentar su actual pareja a sus hijos, pues temen su reacción y cómo les va a afectar emocionalmente. Mercedes Bermejo, psicóloga infantojuvenil y psicoterapeuta de familia, además de directora de Psicólogos Pozuelo, aclara todas las dudas y explica qué deben tener en cuenta los papás a la hora de hacer saber a sus hijos que están saliendo con alguien.

Antes de nada, la experta recomienda que el adulto reflexione acerca de si su relación es estable. “Si no lo es, no conviene confundir a los menores. Es muy probable que no entiendan quién es esa persona y puede perjudicar en su desarrollo emocional y relación con su progenitor”.

Cuando el padre o madre tiene clara una perspectiva de futuro con la otra persona, debe considerar la posibilidad de que el pequeño pueda percibir a la nueva pareja como un peligro o amenaza para la relación que existe entre él y su progenitor. Compartir el “amor de papá o mamá” con un desconocido es una creencia infantil muy común.

Por otra parte, conviene que el adulto deje pasar un tiempo prudencial desde la separación, aunque este periodo varía en función de varios factores como la forma de la ruptura, la relación entre los padres, los cambios que ha sufrido el niño y cómo ha sabido adaptarse a la nueva situación… “Depende también de la edad y características de los hijos, pero al menos recomendamos esperar un año para incorporar a un nuevo miembro en la familia”, puntualiza la directora de Psicólogos Pozuelo.

¿Cuál es la mejor forma de presentar la nueva pareja al niño?

Mercedes Bermejo considera que este proceso “debe ser progresivo y lento, más aún si la ruptura con el otro progenitor ha sido reciente o traumática”. A la hora de comunicárselo al pequeño, se debe buscar “un espacio de calma, tiempo y de bienestar para el menor. En ningún caso debe hacerse con prisas e interferencias de cualquier tipo”, aclara la psicóloga.

Además, el adulto debe prestar mucha atención al lenguaje que utiliza, "fundamental para que el niño comprenda y digiera lo mejor posible lo que le quieren decir y adaptado a la etapa evolutiva del menor”. Por otra parte, el mensaje ha de ser breve, puesto que los niños no tienen la misma capacidad de atención que los adultos y si participan en una conversación que se prolonga demasiado, lo normal es que acaben desconectando.

En definitiva, un lenguaje breve y claro, así como seguro y afectuoso. Para ello, la experta aconseja que se utilicen frases del estilo “papá siempre te va a querer”, “esto no quiere decir que tú y yo nos vayamos a dejar de ver nunca”, “en ningún caso esta persona va a sustituir a tu madre”, “es una persona muy simpática y que a mí me hace muy feliz, de tal modo que cuando no estoy contigo estoy acompañado”, “tú eres lo más importante para mí”, “no pienses que es una madrastra como la de los dibujos”, etc.

La reacción del niño

Sea cual sea la reacción del pequeño, tanto si es positiva como negativa, esta es bienvenida. “Lo importante es que el menor se sienta con la seguridad para poder expresar los diferentes pensamientos y emociones que esto le puede generar”, manifiesta Mercedes Bermejo. Es bastante probable que el niño actúe de forma desagradable por todas aquellas creencias que se mencionaban en líneas anteriores.

Así, el menor puede enfadarse, llorar, mostrarse apático o reaccionar como si no pasara nada para después llevar a cabo conductas disruptivas no justificadas. "Lo importante es no reprimir ni contener lo que pueda estar sintiendo o pensando y que todas sus dudas puedan ser escuchadas, expuestas y resueltas”.

¿Cuál es el papel que debe tener la otra pareja?

Para esto, aunque la experta explica que la pareja debe acordar previamente los roles que van a llevar entre ellos, recomienda que el progenitor sea quien asuma la autoridad mediante el establecimiento de normas, límites y consecuencias. Por otro lado, la otra persona actuará como una “amiga” del pequeño para no llevar el papel de una persona que lo regaña frecuentemente. “Conviene procurar que la pareja del progenitor sea alguien agradable para los niños y que no sea percibida como una amenaza o una persona de fuera que viene a ‘cambiar las cosas’ o a ‘romper la armonía de la familia’”.

Alicia Cruz Acal

Alicia Cruz Acal

Soy periodista, ¿por qué? Quizás por mi curiosidad, la pasión que pongo al escribir o por mis ganas de comunicar algo que llegue al público. Me encanta el teatro, una buena charla entre amigos o hacer un viaje en el que pueda conocer y disfrutar de una cultura diferente. La riqueza está en la diversidad, por eso espero contaros a través de Ser Padres muchas historias diferentes.

CONTINÚA LEYENDO