Estudios

¡Confirmado! Tu marido estresa más que tus hijos

Una de cada cinco madres informaron de que no tener suficiente apoyo del marido es la mayor fuente de estrés diario.

¡Confirmado! Tu marido estresa más que tus hijos
Foto Istock

La llegada de un hijo o hija cambia la vida. Es una experiencia maravillosa, pero hay que ser consciente de que el día a día y el planteamiento de vida cambian, al igual que lo hace la relación de pareja. Tener esto claro evita la frustración o el caer en una visión idealizada o irreal de la maternidad y la paternidad. A veces, la relación con la pareja puede ser más estresante que los propios hijos.

Los maridos estresan más que los hijos

Un marido crea 10 veces más estrés que los niños, según un encuesta realizada por la web norteamericana Today.com. Para realizar el estudio se consultó a más de 7.000 madres. Las conclusiones fueron contundentes: el 46% de ellos atribuyen sus altos niveles de estrés a sus maridos, más que por sus hijos. Concretamente el estudio dice que las madres consideran que sus maridos les dan "mucho más trabajo que los niños".

Las madres consultadas dicen que "los niños no les provoca dolores de cabeza" en cambio sus maridos "cuando se comportan como niños" les "incómoda mucho".

De acuerdo con los resultados, la irritación de las madres viene del hecho de que no hay suficiente tiempo para hacer todo lo que hay que hacer durante el día. Tres cuartas partes de las madres que tienen parejas dicen que hacen la mayor parte de las tareas del hogar, así como se ocupan también del cuidado de los niños.

Según esta encuesta, a veces, el tiempo que la madre dedica al bebé, el vínculo que crean con él y la reducción del tiempo que se pasa en pareja, puede hacer que la relación se enfríe y, en ocasiones, el papá puede sentirse un poco desplazado y eso crea conflictos o malestar que se acaba traduciendo en estrés. El foco de atención pasa a ser el bebé o los hijos y muchas veces la comunicación entre la pareja se va quedando relegada a un segundo plano o a solo centrarse en los aspectos relacionados con los hijos. 

Otro gran foco de malestar para las mujeres encuestadas, era la frustración de no disponer de tiempo y sentir que todas las responsabilidades del cuidado de los hijos y del hogar recaían sobre ellas

Es importante tener claro que el cuidado del hogar y de los hijos es cosa de ambos. Hay que tratar de desterrar esa manida frase de "Yo ayudo a mi mujer en casa", ya que es una visión muy equivocada: no se trata de ayudar a la mujer en sus responsabilidades, se trata de que esas responsabilidades son compartidas, por tanto, no es ayudarla a ella, es repartir las tareas y obligaciones que son de ambos

Repartir responsabilidades, tratar de involucrar a ambos miembros de la pareja en los distintos aspectos del cuidado y la crianza de los hijos, tratar de sacar tiempo para compartir en pareja y favorecer la comunicación es importante para tratar de reducir ese estrés. ¡Ah, y otra cosa! Conviene recordar que no ayuda nada a reducir el estrés caer en un rol bastante frecuente en algunas parejas: eres la pareja de tu marido, no su madre, evita ejercer un rol de progenitora con él, algo bastante habitual en mujeres con el síndrome de Wendy... 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Vídeo de la semana

Continúa leyendo