Madres & Hijas

Dos madres adoptivas responden a las usuarias de SerPadres.es

Ana y Teresa son madres adoptivas de dos adolescentes desde hace 9 años. Nos han dado la oportunidad de preguntarles cómo se vive ese proceso de adopción en primera persona y han respondido a las preguntas de las usuarias de SerPadres.es sobre adopción y acogimiento.

Historia de una entrevista

El 2 de julio llegó a los cines “ Madres & hijas”, una película sobre la adopción y el vínculo madre-hija protagonizada por Annette Bening y Naomi Watts. Quisimos aprovechar la oportunidad para hablar sobre las vivencias de las niñas adoptadas y sus madres adoptivas, los lazos que se establecen entre ellas y cómo evolucionan cuando llega la adolescencia.

Ana y Teresa decidieron ayudarnos. Ellas son madres de dos niñas en acogida preadoptiva desde hace 9 años. Sus hijas son ya adolescentes, tienen 15 y 16 años, y están con ellas desde que tenían 5 y 6 años.

No han querido que publiquemos su foto para preservar la intimidad de sus hijas, pero nos han contado su historia y han respondido encantadas a todas las preguntas que les habéis hecho desde SerPadres.es.

Historia de una adopción en primera persona

“Nuestra historia es una historia profundamente atípica: somos dos madres y nuestras dos hijas no son biológicas, a día de hoy esto es bastante más habitual pero en el momento en el que nosotras decidimos formar una familia esto era muy poco corriente.

Nuestras hijas están en acogida preadoptiva, que es otra forma de acceder a la maternidad, también hasta hace muy poco muy desconocida. El proceso burocrático no fue especialmente largo ni complejo, y al año de iniciar los trámites ya vivíamos las cuatro juntas.

Desde entonces han pasado nueve años que han supuesto un cambio profundo en nuestras vidas, ha sido un periodo duro e intenso pero que nos ha reportado alegrías y gozos innumerables. Pero lo más importante es que nos ha transformado como personas, modelando lo que hoy somos, de ahí que sea una de las experiencias más importantes de nuestras vidas.

Preguntas y respuestas sobre adopción: esta es vuestra entrevista

PREGUNTA:Hola! Tengo 36 años y estoy sola. Me estoy planteando adoptar, y no a un bebé, sino a un niño que tenga ya algunos años, como vuestras hijas. ¿Pesa mucho la historia previa de los niños a largo plazo, pasados los años? (Olga)

RESPUESTA: La mayoría de las personas tienen muchas reticencias respecto a la acogida o la adopción de niños mayores porque piensan que la historia previa de los niños tiene una influencia determinante en sus vidas. Nuestra experiencia es que esto es así solo en parte. Lo cierto es que cualquier experiencia vital nos marca y nos confiere características particulares, pero cómo vivamos e integremos nuestro pasado y que nos sirva de motor de crecimiento o no depende de cada persona.

 

PREGUNTA:Yo quería preguntaros cómo se gestiona la angustia con el acogimiento preadoptivo. Aunque no sea lo más común, siempre existe la posibilidad de que el proceso se revierta. ¿no habéis pasado miedo de que paralizasen la adopción? ¿No cuesta más establecer el vínculo? Al hacer esta pregunta, pienso en los padres y en los hijos. ¿cómo les explicas a los niños que eres su madre, pero aún no les has adoptado? (Esther)

RESPUESTA: Planteas dos cuestiones diferentes, una de ellas relacionada con explicar a los niños cuestiones legales, a lo que nosotras te responderíamos con otra pregunta: ¿de verdad crees que lo que te hace ser madre es un trámite burocrático? Obviamente, los aspectos legales tienen su importancia, pero para nuestras hijas lo que verdaderamente importa son las emociones, los sentimientos y el vínculo afectivo.

Con respecto al miedo a que se paralice la adopción, que más que miedo nosotras lo llamaríamos inseguridad, es algo que efectivamente existe, sobre todo en los primeros momentos. La forma en que se gestionan esas emociones depende de cada persona, pero lo cierto es que en la actualidad los procesos culminan con éxito y no se dan casos en los que el proceso se revierta, porque lo que prima a nivel institucional es el bien último del menor.

 

PREGUNTA:Mis primos tienen una niña de tres años en acogimiento preadoptivo. Al cabo de un año, el padre biológico ha solicitado verla y se ha establecido un régimen de visitas. Cada vez que ve al padre (al que antes veía en el centro de acogida de ciento en viento) la niña se queda muy descolocada. ¿Os ha pasado a vosotras? ¿Algún consejo? (Tía de niños en acogida)

RESPUESTA: El trato con la familia biológica es un asunto delicado con una doble vertiente; por un lado, los niños ven a su familia biológica periódicamente y ello les desencadena un torrente de emociones y sentimientos, algunos positivos y otros no tanto, sobre todo por el recuerdo constante del abandono. En el lado positivo, al tener un contacto directo con algún miembro de su familia biológica, los niños tienen una referencia directa de cuál ha sido la situación concreta que motivó su abandono, lo que evita que fantaseen con la familia biológica y los procesos, a veces difíciles, de intentar buscar sus orígenes o saber qué fue lo que desencadenó su adopción.

Lo más importante es que la nueva familia lo viva bien y acompañe a su hijo en el proceso de integrar su historia.

 

PREGUNTA:Me gustaría saber si alguien conoce a alguna pareja de madres lesbianas que hayan adoptado y puedan contar su experiencia. Gracias.(Vanessa)

RESPUESTA: Hay muchas parejas lesbianas que han optado por la maternidad. Por razones biológicas, la mayoría no tienen hijos adoptados, pero también hay parejas que se deciden por la adopción. Para conocer directamente familias lesbianas con hijos adoptados te puedes poner en contacto con GALEHI (Gays y Lesbianas con hijos).

 

PREGUNTA:¿Sabéis qué países son más favorables a la adopción homoparental? (Nerea)

RESPUESTA: Obviamente, uno de los países más favorables a la adopción por parte de lesbianas y gays es España, pero la legislación varía dependiendo de las comunidades autónomas. A nivel internacional las cosas se complican, pero también depende de países. Puedes obtener información en la sección de adopciones de tu comunidad autónoma o en alguna asociación nacional de familias homoparentales, como GALEHI.

 

PREGUNTA:¿Sabéis qué trámites necesitamos para adoptar en Uruguay? Yo no sé mucho cómo es acá en Uruguay. Dios me ha permitido embarazarme de mis dos hijos, pero siempre quise adoptar a mi tercer hijo o hija, no un bebé, sino que ya tenga unos tres añitos. Pensaba darle un hogar, una familia. Creo que es una prueba de amor muy grande.(Silmarbel Fernández)

RESPUESTA: Con respecto a los trámites para adoptar en Uruguay lo más adecuado sería que te dirigieras a la sección de adopciones internacionales de la Comunidad de Madrid, dónde te proporcionan información actualizada y facilitan los tramites.

 

PREGUNTA:Estoy pensando en adoptar un niño de otro país pero me da mucho miedo que no se adapte bien en la familia y en el cole, ¿es complicado? ¿Surgen muchos problemas? (Elena)

RESPUESTA: Nuestras hijas son de origen español por lo que si te refieres a dificultades de adaptación por diferencias étnicas o culturales no te podemos responder de primera mano. Las referencias que tenemos de otros niños adoptados es que no surgen dificultades en los aspectos que planteas.

 

PREGUNTA:Últimamente he oído hablar mucho de la adolescencia de los niños adoptados: ¿es cierto que es tan duro? ¿Se produce un rechazo de los padres adoptivos por parte de los niños al llegar a esta edad? ¿Cómo se supera esta etapa? (Kika)

RESPUESTA: La adolescencia es una etapa complicada para la mayoría de los niños de las sociedades desarrolladas, pero eso no significa que los adolescentes adoptados tengan dificultades especiales.

Dado que la adolescencia es una etapa en la que se consolida la identidad individual, algunos niños inician en este momento la búsqueda de sus orígenes. Eso no significa que rechacen a sus padres, sino que esa búsqueda es una parte de su proceso de crecimiento personal.

Para ellos, como para el resto de adolescentes, lo importante es saber que cuentan con el amor incondicional de sus padres y que comprenden sus inquietudes y necesidades en ese aspecto.

 

PREGUNTA:Mi hermano ha adoptado a una niña china y a veces los conocidos le hacen comentarios increíbles: delante de mí le han preguntado, por ejemplo, cuánto le ha costado la niña, o si no habían probado antes con reproducción asistida. Él lo lleva con bastante soltura, pero a mí me da una rabia que no puedo. ¿Cómo se responde a las impertinencias? (Otra tía)

RESPUESTA: Por desgracia, la falta de respeto y educación se hacen notar en algunas situaciones. Lo más importante es cortarlas, la ironía suele ser bastante efectiva. Tampoco estaría de más hacer ver a la persona lo inapropiado de su comentario así como los sentimientos negativos que nos suscita.

 

PREGUNTA:La mayoría de las cosas que leo sobre adopción se refieren a trámites, aspectos legales, plazos, el viaje, el periodo de adaptación... Pero a mí lo que me plantea más preguntas es el largo plazo. Supongo que cada niño es un mundo, pero, ¿que es lo mas difícil a lo que os habéis enfrentado pasado el tiempo? ¿Habéis pensado en tirar la toalla en algun momento? (Teresa)

RESPUESTA: No podemos hablar de una situación especialmente difícil en el tiempo transcurrido desde que formamos nuestra familia porque, como todo en la vida, es un proceso a veces ágil, a veces lento, pero siempre muy gratificante y enriquecedor.

La pregunta de si no nos hemos planteado tirar la toalla nos sorprende: ¿qué madre biológica se plantearía algo semejante? La maternidad, tanto biológica cómo adoptiva, es una decisión de por vida, no algo que se pueda ir variando en función de cómo se dé el proceso.

 

Etiquetas: familia, familia monoparental

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS