Sexo después del parto

¿El orgasmo puede cambiar después de dar a luz?

3 minutos

Las relaciones eróticas después del parto pueden ser diferentes o no sentirlas de la misma forma que antes.

También te puede interesar: Colecho y relaciones sexuales, ¿cómo compatibilizarlo?
¿Se tienen orgasmos distintos una vez que hemos dado a luz?

Las relaciones sexuales cambian tras el parto. Esto se debe a que el cuerpo ha cambiado, pero no tiene que influir en el placer ni en la sexualidad. En este artículo aclararé si se tienen orgasmos distintos, de qué dependen y cómo potenciar las sensaciones.

 ¿Qué es un orgasmo?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el orgasmo es, principalmente, mental. Su origen está en el cerebro y el cuerpo tan solo es un facilitador para que se lleve a cabo. Por eso mismo, se pueden sentir orgasmos al acariciar los pezones, al dar a luz, al estimular la oreja u otra parte del cuerpo que no sean los genitales. Con tiempo, paciencia y ayudándonos de tomar conciencia incluso se pueden tener orgasmos mentales, sin necesidad de tocar el cuerpo. Un claro ejemplo son los sueños, que se producen de forma involuntaria y a más de una persona han llevado al éxtasis.

Si bien, el orgasmo femenino puede ser experimentado por toda mujer, si realmente se dedica tiempo. Vivimos en un mundo tan acelerado y dedicamos tan poco tiempo a nuestra persona que muchas veces descuidamos hasta nuestra propia erótica.

¿El orgasmo puede cambiar después de dar a luz?

Un orgasmo nunca es igual a otro. Esto se debe a que la situación, nuestro cuerpo, nuestra pareja…pueden no ser las mismas en todo momento. Siempre existen cambios y variaciones.

Después del parto nuestro cuerpo ha experimentado una serie de cambios que, al principio, le permiten disfrutar de una erótica más global, no tan genital. Si se ha dado a luz de forma natural, sin cesárea, la vagina, la parte de la vulva por la que se tienen penetración y sale el bebé, queda dolorida. Así que la atención durante las relaciones en solitario y en pareja, se dirige al resto del cuerpo: los brazos, el cuello, las orejas, el pecho, el abdomen y el clítoris.

Recordemos que el punto de placer femenino es el clítoris en la vulva, no la vagina, por lo que la penetración no es necesaria para disfrutar.

Estas nuevas experiencias y tipos de erótica dan lugar a que las sensaciones orgásmicas se puedan vivir de forma distinta a la anterior. Además, nos ayuda a salir de la zona de confort y a probar cosas nuevas. Es en este momento donde recobra gran importancia la erótica no finalista.

¿Qué sucede cuando se vuelve a tener penetraciones?

Cada mujer tiene su propio ritmo, por lo que no se puede establecer un plazo temporal para volver a tener coitos. Algunas personas tardas 4 meses, otras menos, otras un año o más. Cada persona es única, así como su sexualidad.

Lo que sí recomiendo es que cuando se vuelvan a tener penetraciones se dedique mucho tiempo a la erótica global. La penetración debe convertirse en un complemento más que en el plato fuerte de la relación sexual. Y, cuando se llegue a esta es aconsejable utilizar lubricantes de base agua o base silicona, los segundos son más resistentes.

Hay un mito extendido de que los lubricantes solo se utilizan a cierta edad o cuando se tiene la menopausia. Esto es mentira. Los lubricantes pueden emplearse desde la primera relación erótica. Facilitan el encuentro erótico, ayudan a que los movimientos sean más placenteros y relajan a los miembros de la pareja.

En definitiva, las sensaciones orgásmicas son diferentes a lo largo de cada relación erótica y de cada etapa de vida. No siempre se manifiestan de la misma forma ni se viven igual. Lo importante es aprender a disfrutarlos tal y como son, siempre priorizando el placer, el camino, en lugar de la finalidad del orgasmo en sí mismo.

raquel graña

Raquel Graña, psicóloga, coach educativa y sexóloga por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Colabora con diferentes medios de comunicación como Muy Interesante y Ser Padres.

Raquel Graña, psicóloga, coach educativa y sexóloga por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Colabora con diferentes medios de comunicación como Muy Interesante y Ser Padres.

Etiquetas: cambios embarazo, cambios hormonales, dar a luz, madre, pareja, posparto, puerperio, relaciones sexuales, sexo, sexo posparto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS