Aprende a gestionarlo

5 errores que deben evitar los padres recién divorciados

Carmen Esteban, psicóloga infantil y divulgadora en redes, lo explica a través de ideas y ejemplos muy concisos y cotidianos a través de un vídeo divulgativo cuyo mensaje merece la pena ampliar porque es muy clarificador al respecto.

Las redes sociales son una fuente de información sobresaliente siempre y cuando sepamos elegir las fuentes adecuadas. y el campo de la crianza, la maternidad/paternidad y todo lo que tiene que ver con los peques, desde educación hasta salud física y emocional, es un muy buen ejemplo de ello. Sin ir más lejos, existen contrastados neuropsicólogos y psicólogos infantiles divulgando en las redes para que todos los papás y mamás tengamos más herramientas para ayudar a nuestros hijos e hijas.

Una de estas fuentes esenciales es Carmen Esteban, que con sus originales vídeos en Reels y sus posts en Instagram nos ayuda a comprender mejor el universo emocional de los peques. En uno de sus vídeos explicativos recientes, Carmen abordaba una cuestión muy interesante y que permanece de actualidad de forma constante e inamovible: los divorcios y separaciones y qué errores cometen los dos progenitores en la comunicación con sus hijos. 

Puede parecer un tema manido pero vemos a nuestro alrededor ejemplos de forma muy habitual, demasiado habitual, de separaciones que no se están gestionando bien o que se podrían gestionar mejor en lo que respecta a los hijos e hijas de la pareja. Por ese motivo nos parece muy interesante hacer de altavoz de las 5 ideas esenciales que explicaba en su perfil oficial de Instagram, para intentar contribuir con su palabra a que menos niños y niñas pasen por una situación que no se merecen y que solo les hace daño emocional. Son las siguientes: 

  1. Llenar el vacío emocional con objetos materiales: Carmen Esteban pone como ejemplos cosas tan sencillas como “llenarle de regalos, organizar mil planes y comprarle algo muy caro como móvil o una consola.
  2. No marcar límites: jugar y competir incluso con el otro progenitor para ver quién da más es un error muy habitual según la psicóloga infantil, que lo define como “querer ser el poli bueno”.
  3. Sobreinformar a los hijos: siempre se dice que hablar delante de los hijos e hijas del otro progenitor y de la situación de la separación no es recomendable y en la mayoría de las ocasiones es así, pero todo depende del tono y del mensaje que se quiera dar. Por ejemplo, destaca Carmen Esteban, no están bien mensajes como “Tu padre no paga el colegio”, “Tu madre me dejó por otro” o “ Tus abuelos me deben dinero”, que por duros que parezcan se escuchan en este tipo de contextos familiares.
  4. Utilizarlos de intermediadores: “Dile a tu madre que me devuelva las zapatillas” o “Dile a tu padre que quieres estar conmigo en vacaciones” son mensajes tipo que muchos niños y niñas, también adolescentes, tienen que escuchar a menudo en medio de una separación o divorcio conflictivo, y son frases que jamás deberían ir dirigidas a su atención, según la psicóloga infantil.
  5. Interrogarles: para Carmen Esteban, “no es lo mismo que preguntar”, y basta con entender el matiz diferencial entre un verbo y otro para entender lo que quiere decir la experta porque ni el tono de las preguntas o de la conversación ni la construcción de las mismas es igual cuando hay unas intenciones u otras. 
Cualquiera de estos cinco comportamientos, en opinión de Mi Psicóloga Infantil, “genera mucho daño emocional a niños y adolescentes”, lo cual deriva en problemas a medio y largo plazo que pueden llegar a tener un impacto muy serio en su salud física y emocional como la “inestabilidad emocional, problemas de conducta, vivir en estado de hipervigilancia, y afección del sueño y de la alimentación”, entre otros, cita Carmen Estevan, que concluye su post de divulgación con un mensaje tan claro como contundente, y que no por escuchado deja de ser conveniente repetir hasta la saciedad: “Los problemas de pareja o expareja son problemas de adultos”.
También te puede interesar:

Continúa leyendo